jueves, 17 de agosto de 2017

Lecho de musgo de Anja Tuckermann

“No llueve, no hace frío, tampoco hay luna, no se ve ninguna estrella. Únicamente los faroles lucen; se oye el murmullo de la ciudad a lo lejos. En medio del cruce, en la calzada, está Rinka.”

Lecho de musgo. Círculo de lectores


Título: Lecho de musgo (Mooskopf)

Autora: Anja Tuckermann

Fecha de publicación: 1988 (original en alemán)

Traducción: Pilar Ylla

ISBN: 84-226-3124-5

Págs.: 139

Editorial: Círculo de lectores 





Sinopsis:

¿Qué transformaciones se operan en la vida de una mujer objeto de violación? ¿Cómo supera las terribles consecuencias de ese hecho monstruoso? He aquí una dramática novela que aborda sin tabúes una problemática padecida por muchas más mujeres de lo que reflejan las estadísticas. Una obra para seguir paso a paso el calvario de una joven violada y para comprender el difícil proceso de volver a la normalidad. 

Opinión:

¡Bueeenas!
Hace unos meses, decidí no adquirir más libros porque, como ya sabéis, tener más de doscientos sin leer en casa y dedicarse a comprar compulsivamente no es sano, ni barato. Así que me he dicho “Raquel, hasta que no te leas tooooodo lo que hay en casa, no va a entrar ni uno más”, y de momento lo estoy cumpliendo. Gracias a esto he descubierto maravillas que tenía por ahí perdidas, como es el caso de la novela que hoy nos toca, e incluso escritores tan conocidos como Hermann Hesse, de quien escribiré más adelante.

Así que si sois unos locos de las compras (y de las bibliotecas) como yo, os animo a acabar con todas vuestras estanterías antes de seguir acumulando. No me gustaría llegar a este nivel:


Lecho de musgo nos habla de lo que supone para Rinka, nuestra protagonista, ser violada. Tuckermann quiere mostrarnos no solo el atroz hecho sino sus consecuencias, y cómo una veinteañera alemana sufre a manos de un ser inmoral que cree que puede hacer con ella lo que quiera. Rinka tendrá que aprender a vivir con ello y superarlo.

La novela se divide en capítulos cortos sin numerar que siguen un orden cronológico durante año y pico de su vida, y a lo largo de ésta podremos adentrarnos directamente en Rinka, pues la autora prefiere profundizar en sus pensamientos antes que en lo que ocurre a su alrededor. El problema es que al intentar hacer un retrato tan intimista a raíz de su violación una se espera que esté escrito en primera persona, pero Tuckermann utiliza la tercera, lo que le da un toque demasiado impersonal.

Aun así, me gusta el proceso de adaptación que sufre Rinka a lo largo de la novela ya que, a pesar de la brevedad del libro, la escritora nos muestra paso a paso y sin prisas su evolución de una manera natural, que no nos saca de contexto y con la que se puede empatizar.

“Agua. La suciedad debe ir hacia abajo, su cuerpo petrificado debe brillar como un guijarro pulido. Rinka frota y restriega, se cepilla los dientes, se lava el pelo, quiere frotarse hasta que duela, enjuagar la carne viva, bañarse toda. Constantemente tiene miedo, alguien podría entrar y verla. Cuando sale de la bañera ya vuelve a sentirse sucia.”

Para ello, a parte del personaje protagónico, tendremos otros como su familia, amigas y novio, quienes serán muy importantes en su desarrollo y superación, sobre todo sus amigas (ya veréis el porqué).

“Rinka piensa que va a desplomarse. Allí podría desvestirse, quedarse desnuda y nadie le haría nada. Somos fuertes, somos muchas y estamos hartas.”

De todas formas, los personajes secundarios no están muy desarrollados, más bien son un puente hacia los sentimientos de Rinka, ya que gracias a sus amigas puede hablar del tema y desahogarse, y gracias a su novio podemos ver en directo cómo es capaz de reaccionar ante cualquier tipo de acercamiento masculino a pesar de ser de su confianza.

En conclusión, es una historia dura que presenta los hechos sin florituras y con una evolución realista, pero que me deja fría al utilizar el narrador omnisciente tan alejado de los sentimientos de nuestra protagonista, transmitiéndolos como un cuento crudo pero desde la distancia.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece?

Sobre la autora:

Nació el 24 de noviembre de 1961 y reside actualmente en Berlín occidental. Cursó estudios en el instituto Alfred Döblin, donde en 1987 terminó el bachillerato. Se ha distinguido por su brega a favor de los derechos y reivindicaciones de la mujer. Fue cofundadora de la Organización de mujeres de Spandau. Como editora, en 1986 publicó la revista Tigermädchen, de la organización feminista antes mencionada, y en 1987 Chicas que escriben sobre sí mismas. La publicación de Lecho de musgo, su primera novela, ha conmocionado el mundillo literario en lengua alemana y se ha convertido en un éxito de ventas, principalmente debido a la crudeza y dramatismo de su temática.

Obra publicada en España:
Lecho de musgo (1988)
Muscha (1995)
La gaviota y un mar de colores (2011)


Puntuación 3,5/5

2 comentarios:

  1. No conocía el libro y parece interesante por el tema que trata, que es espinoso y difícil de tocar sin herir sensibilidades. Lástima que la narración en tercera persona te haya parecido tan distante.

    ¡Ánimo con las lecturas! Debería seguir tu ejemplo y leer todo lo que tengo pendiente en casa antes de comprar más libros.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, pero la verdad es que tampoco me atrae demasiado.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain