jueves, 4 de agosto de 2016

Berenice y el jardín más hermoso del mundo (Cuentos de invierno) de AA.VV.

“Había cerrado la noche, glacial y tranquila. Las estrellas titilaban aún, palpitantes, como corazones asustados.”

Cuentos de invierno. Ebook.


Título: Berenice y el jardín más hermoso del mundo. Cuentos de invierno

Autor: AA. VV.

Fecha de publicación: 2015 (recopilación de cuentos desde el s. XIX hasta el s. XXI)

ISBN: 9788494402821

Págs.: 58 (epub)

Editorial: Grieta Editorial




Sinopsis:

Unos lobos festejan la Navidad de una forma no tan distinta a los humanos; un jardín que, tras su inmensa belleza, esconde un secreto escalofriante; dos niños de distintos padres pero con destinos semejantes; una obsesión demasiado perversa; una llave que abre a un cuarto prohibido; una historia entre lo real y lo imaginario; una mirada tan dolorosa como verdadera; y un anhelo de gigante; estos podrían ser los ocho enunciados que resumen los ocho cuentos seleccionados en esta antología de invierno: Berenice y el jardín más hermoso del mundo, en el que se reúnen autores/as del mundo, de ahora y del pasado.

Opinión:

¡Bueeeenas!
Estas últimas navidades, Grieta Editorial me envío un regalito de los que tanto me gustan, un libro titulado Berenice y el jardín más hermoso, haciendo honor a dos de los relatos que complementan esta antología perfecta para leer en una noche fría de sofá y mantita.

Y sí, me lo leí en diciembre de 2015, y ahora, en pleno verano, me ha dado por compartirlo con todos vosotros, queridos lectores. Pero era de vital importancia que lo hiciera tarde o temprano, pues la selección merece la pena.

Nos encontramos con ocho cuentos misteriosos, sobrenaturales, asfixiantes y/o espeluznantes de la mano de escritores del siglo XIX como Poe, Clarín o Perrault hasta contemporáneos como Sebastian Buchen. Pero antes de adentrarme en cada historia, tengo que destacar el hecho de que se incluyan tanto relatos populares -¿quién no ha oído el nombre de Edgar Allan Poe y su Berenice?- como desconocidos para la gran mayoría.

Navidad de lobos, de Emilia Pardo Bazán (1918)

“[…] arrastraban fuera del círculo del incendio a las víctimas que podían sorprender; y, sobre la enrojecida nieve, remataban a su presa y la despedazaban con dientes agudos, se oía el rugir de las mandíbulas, el roer de huesos y los gruñidos de placer al devorar.”


Es una breve historia sobre una manada de lobos con muchísima hambre en plena Navidad. No me parece el mejor cuento de Bazán pero sí es una muy buena elección como lectura invernal, no solo por la ambientación sino por un pequeño dato que se desvela más adelante. Eso sí, los personajes no son los verdaderos protagonistas, más bien son una herramienta necesaria para llevar a cabo el cuento.

El jardín más hermoso del mundo, de Sebastian Buchen (2012)

“Berta y Jandro se apretujan entre sí, como si el calor de los cuerpos hiciera de armadura. Solo alzan la vista, demasiado asustados para contestar.”

Jandro y Berta son unos mellizos muy curiosos, al igual que sus padres arqueólogos, por lo que un día se deciden a vivir su propia aventura, y, creedme, nunca la olvidarán. Éste es el relato que da nombre a la antología, y uno de mis favoritos, sin duda. Me encanta porque el autor consiguió que empatizara con los críos sintiendo su misma angustia y frustración, además de modificar lentamente un contexto súper feliz e idílico en algo oscuro y dramático que se acrecienta aún más al saber que hablamos de niños inocentes.

El fantasma del bosque, de Julia Asensi (1899)

“[…] y que lo mismo puede albergarse en la casa del rico que en el humilde hogar del pobre.”

Típico cuento con moraleja. Chico rico que lo tiene todo y chico pobre que le tiene envidia hasta que se da cuenta de que “no es oro todo lo que reluce”. Sencillito, ameno y sin muchas complicaciones.

Berenice, de Edgar Allan Poe (1884)

“Pero sería simplemente una tontería decir que yo no había vivido antes, que el alma no tiene existencia anterior. ¿Lo negáis?, no discutamos sobre este asunto. Convencido yo, no busco convencer a los demás.”

Éste es uno de los cuentos más perturbadores -¡qué final, señores! ¡qué final!- de Poe, pero que, por respeto a todos aquellos que aún no lo han leído, prefiero no destripar. Sólo os diré que tenemos a un protagonista que nos narra su vida en primera persona y que está prometido con su prima Berenice, una joven de sonrisa perfecta.

Barba azul, de Charles Perrault (1883)

“En otro tiempo vivía un hombre que tenía hermosas casa en la ciudad y en el campo, vajilla de oro y plata, muebles muy adornados y carrozas doradas; pero, por desgracia, su barba era azul, color que le daba un aspecto tan feo y terrible que no había mujer ni joven que no huyera en su presencia.”

¿Quién no conoce este clásico entre clásicos? Poco más se puede decir del temible Barba azul y del secreto que esconde tras la habitación que se abre con la llave prohibida. Para mí, uno de mis favoritos de Perrault, imprescindible.

Caer en las nubes, de Juana Manuela Gorriti (1876)

“De repente, y en medio de los aplausos la tierra se estremeció con una sacudida rotunda, que derribó los bastidores, apagó las lámparas, y dejó la sala en completa oscuridad.”

Don Gerónimo les cuenta una anécdota a una nodriza y sus niños. Es uno de los relatos más simpáticos a pesar de la crueldad latente en alguno de sus personajes. Además tiene bastante diálogo por lo que se lee en un suspiro.

Cristales, de Leopoldo “Alas” Clarín (1896)

“¿Cómo puede vivir nuestra amistad entre estos egoísmos? Vive en su atmósfera, pensaba yo; observando que mi amigo tenía vanidad por mí, preocupaciones, antipatías y odios por mí.”

Clarín nos narra la curiosa amistad de Fernando y Cristóbal. Este cuento no es misterioso o terrorífico sino pura malicia oculta.

El gigante y la niña de Romualdo Nogués y Milagro (1886)

“La muchacha poseía las tres potencias del alma, y sabía aprovecharse de ellas. Mientras el gigante dormía la siesta, la niña se asomaba al balcón, por hacer lo contrario de lo que le mandaban.”

El último cuento de esta colección me parece el idóneo para dar por finalizada nuestra lectura, ya que hacia el final de éste nos sentiremos como la niña protagonista. Si lo leéis, lo sabréis ;-)

En conclusión, creo que es un buen tentempié para iniciarse en el mundo de la cuentística de misterio y terror. Sin duda, recomendable.

Sobre los autores:

Emilia Pardo Bazán. Nació el 16 de septiembre de 1851 en La Coruña, hija de los condes de Pardo Bazán. En su adolescencia escribió algunos versos y los publicó en el Almanaque de Soto Freire. En 1868 contrajo matrimonio con José Quiroga y se trasladaron a Madrid desde donde realizaron viajes a Francia, Italia, Suiza, Austria e Inglaterra. En 1876 editó su primer libro, Estudio crítico de Feijoo, y una colección de poemas, Jaime, con motivo del nacimiento de su primer hijo. Su primera novela, Pascual López, se publicó el año que nació su hija Blanca, en 1879. De 1831 a 1893 editó la revista Nuevo Teatro Crítico y en 1896 conoció a Émile Zola, Alphonse Daudet y los hermanos Goncourt. Desde 1916 hasta su muerte en Madrid el 12 de mayo de 1921, fue profesora de Literaturas románicas en la Universidad de Madrid, cátedra que se creó para ella.

Julia Asensi. Hija del diplomático Tomás de Asensi, en su casa de Barcelona montó una tertulia literaria a la que acudieron numerosas damas. Se consagró escribiendo tanto literatura didáctica infantil y juvenil como leyendas y tradiciones populares reelaboradas literariamente a la manera de Bécquer, localizadas preferiblemente en la E. Media o en la época de los Reyes Católicos, con una temática amorosa centrada en los celos y con elementos sobrenaturales. Sus fuentes, entre otros, son Bécquer, Zorrilla, Fernán Caballero y Lope de Vega, pero sus creaciones de mayor fuerza provienen de la historia o del folklore tradicional español; en sus narraciones los personajes femeninos tienen iniciativa, son activos y protagonistas. Como escritora costumbrista participó en la antología de Faustina Sáez de Melgar Las españolas, Americanas y Lusitanas pintadas por sí mismas (1886). También tradujo libros del francés y estrenó algunas piezas teatrales como El Amor y la sotana: comedia en un acto y en verso (Madrid: Alonso Gullón, 1878).


Edgar Allan Poe. (Boston, 1809 - Baltimore, 1849) Poeta, narrador y crítico estadounidense. La imagen de Poe como mórbido cultivador de la literatura de terror ha entorpecido en ocasiones la justa apreciación de su trascendencia literaria. Fue el gran maestro del género, e inauguró además el relato policial y la ciencia-ficción; pero, sobre todo, revalorizó y revitalizó el cuento tanto desde sus escritos teóricos como en su praxis literaria, demostrando que su potencial expresivo nada tenía que envidiar a la novela y otorgando al relato breve la dignidad y el prestigio que modernamente posee.




Charles Perrault. Nació el 12 de enero de 1628 en París. Fue criado en una familia de la alta burguesía. Cursó estudios de Literatura en el colegio de Beauvais, se diplomó en Derecho e inscribió en el colegio de abogados en 1651. Desde 1683 se dedicó por entero a la literatura. Autor del poema El siglo de Luis el Grande (1687) que suscitó una intensa controversia literaria, es famoso sobre todo por sus cuentos, entre los que figuran Cenicienta, El gato con botas, Pulgarcito y La bella durmiente, que recuperó de la tradición oral en Historias o cuentos del pasado (1697). Falleció en París el 16 de mayo de 1703.


Juana Manuela Gorriti. Nació el 15 de junio de 1819 en Salta (Argentina). Hija del militar y gobernante, José Ignacio Gorriti, sobrina del guerrillero Pachi Gorriti y del sacerdote doctor Juan Ignacio Gorriti. Cursó estudios en un principio en el convento de las monjas Salesas de su provincia natal, y pasó luego a La Paz, donde contrajo matrimonio con Manuel Isidoro Belzú, caudillo militar de Bolivia que llegó a ser presidente del país y murió asesinado a raíz de una de las tantas revoluciones que dirigió. Tuvo que marchar a Lima con sus hijos donde se dedicó a la enseñanza hasta que logró labrarse cierta posición. Su popularidad aumentó cuando en 1866 se prestó a cuidar de los heridos en el sitio de Callao, bajo la dirección del general Prado. En esta ciudad alternó tanto actividades literarias, como docentes y sociales. Se trasladó a Buenos Aires en 1884. Falleció en Buenos Aires el 6 de noviembre de 1892.

Leopoldo Alas “Clarín”. Nació el 25 de abril de 1852 en Zamora. Su padre fue gobernador civil. Se inició con composiciones religiosas y satíricas, siendo el único redactor del periódico Juan Ruiz, escrito a mano, que distribuyó entre sus compañeros de estudios. Cursó estudios de Derecho en Madrid, donde empezó a escribir en revistas. Narrador, articulista, crítico, intelectual krausista ligado a la Institución Libre de Enseñanza, anticlerical y político republicano y liberal. Con sus compañeros Tomás Tuero, Pío Rubín y Armando Palacio Valdés creó en Madrid la tertulia de la Cervecería Inglesa de la Carrera de San Jerónimo, llamada también Bilis Club por la agudeza de las críticas que en ella se vertían. Escribió cuentos y dos novelas, La regenta y Su único hijo. La regenta (1884-1885) fue su obra maestra y tiene como trama central el adulterio. En 1895 estrenó su única obra teatral, Teresa. Obtuvo la cátedra de Derecho Canónigo en Oviedo en 1883, donde permaneció hasta su fallecimiento en 1901.

Romualdo Nogués y Milagro. (1824 - Madrid, 1899). General de brigada, escritor y coleccionista. Participó en las guerras carlistas, en las campañas de Málaga y Marruecos y  en la Restauración de la monarquía borbónica. Al mismo tiempo fue uno de los más brillantes coleccionistas de su época. Pardo Bazán lo presentaba en las páginas de La España Moderna como el continuador decimonónico de las iniciativas de los mecenas aragoneses del siglo XVII: su voz era siempre autorizada opinión entre arqueólogos, numismáticos y bibliófilos. Colaboró con Aloïss Heiss en la Descripción de las monedas hispano-cristianas desde la invasión de los árabes hasta nuestros días. En su faceta de escritor fue costumbrista, preocupado por reflejar escenas, caracteres, hábitos y comportamientos de los hombres contemporáneos, sin grandes pretensiones literarias pero con esforzado deseo de fidelidad.




Sebastian Buchen. Nació en 1969, descendiente de padres escoceses, cuentista y ensayista, educador social, se define como “un amante de los niños”.








Puntuación 4/5

15 comentarios:

  1. Teniendo lobos me llama la atención, así que me lo apunto ^^

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero ¡tengo que leerlo! Gracias por el descubrimiento :-)
    Un besazo :-)

    ResponderEliminar
  3. Parece que tiene mucho que decir... ¡apuntado! Y te sigo. <3

    ResponderEliminar
  4. Este lo quiero, me encantan los autores y el título y todo!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí no me llama la atención xD hay autores que he estudiado en el instituto y que seguro que no está nada mal, pero no creo que sea para mí. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Suena pero que muy bien. No me importaría leerlo.
    Genial reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, viendo lo que disfrutaste con mi primer libro, te dejo el enlace de un sorteo que quizá te pueda interesar:
      http://nosololeo.blogspot.com.es/2016/09/sorteamos-el-nino-pajaro.html

      Eliminar
  7. Barba azul es el típico cuento que me gusta y da yuyu al mismo tiempo :D

    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! parece interesante, pero de momento no creo que me anime a leerlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Rachel!

    ¡Te escribo desde El Panteón de las Letras para informarte de que te he nominado al juego Libros encadenados! Te dejo el enlace para que lo puedas mirar y espero que te animes a hacerlo porque es muy divertido :D
    http://elpanteondelasletras.blogspot.com.es/2016/08/libros-encadenados.html

    ¡Saludos y gracias!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    Tiene muy buena pinta, apuntado queda. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado bastante lo que nos cuentas de estos relatos, así que me los apunto. Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Lo cierto es que este tipo de libros me suelen gustar, no lo conocía pero pinta bien.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  13. Hola!
    No conozco a todos los autores, pero los que conozco me parecen elecciones geniales para un libro de relatos. Dicho sea de paso, el libro tiene muy buena pinta, y a mi me suelen gustar los libros de relatos, aunque luego me de pereza leerlos jaja
    Pues aunque suene a típico, los que más me atraen son Berenice (me has picado con ese final xD, El jardín más hermoso del mundo y Barbazul.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Me ha gustado tu blog y ya tienes una nueva seguidora ;) Me quedo por aquí y espero que puedas pasarte por mi blog y quedarte.
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain