lunes, 22 de junio de 2015

"Proyecto Potter" y la piedra filosofal: capítulo XVI Las pruebas

¡Bueeeenas!
Parece mentira que ya estemos a un capítulo de acabar con Harry Potter y la piedra filosofal. Empezamos este “Proyecto” el lunes 9 de marzo de este año, que se dice pronto ¿eh? Y, aún así, no es el libro que más he tardado en leer… que se lo digan a Festín de cuervos de George R. R. Martin que me supuso un año enterito de lectura. La verdad es que no sé si hacer una reseña sobre este primer libro (aparte del Proyecto) o continuar solo con los comentarios de los lunes, ¿qué pensáis vosotros? ¿os interesaría una reseña que se adentrara más allá de la historia y los personajes en sí o mejor paso directamente a La cámara secreta?

Antes de ponerme manos a la obra, os recuerdo que estas entradas forman parte del “Proyecto Potter”, una iniciativa en común con otros dos blogs: Los textos de Potter y Frikilóloga. Y ahora, sí que sí, empezamos:

Harry y cía ya están en la recta final del curso; acaban de terminar los exámenes y solo les queda fastidiarle los planes al malvado bebedor de sangre de unicornio, o lo que es lo mismo, a Snape. Además, descubren que éste ha ideado una estratagema para quitarse de en medio, por una noche, a Dumbledore y así atravesar la trampilla que custodia Fluffly para hacerse con la Piedra Filosofal. Por lo tanto, Harry, Ron y Hermione deberán vencer las sucesivas pruebas impuestas por los diferentes profesores para pararle los pies al esbirro de Voldemort.

Me asombra la lógica de Potter
Me explico. De repente le viene un maravilloso halo iluminador y se acuerda de lo sospechosa que fue la situación del hombre que poseía el huevo de dragón -Norberto para los amigos- y que, casualmente, acaba en manos de Hagrid, gran conocedor de valiosísima información sobre Fluffy. No me parece la mejor manera para que nuestros protagonistas lleguen a la conclusión de que deben avisar a Dumbledore cuanto antes y, así, enterarse de que éste ha tenido que abandonar Hogwarts durante un día por un asunto del Ministerio de Magia. ¿No os parece que es un pelín rebuscado o también hubierais pensado como Harry?

Snape, ese profesor pasivo-agresivo que todos querríamos tener ¿o no?
Por una vez entiendo que se muestre frío y con su innata mala leche ya que, en este capítulo, Harry y cía acusan directamente a su persona ante la profesora McGonagall de ser el lacayo de Voldemort y, por ende, el malnacido que quiere robar la Piedra. Si a esas rotundas afirmaciones añadimos que Potter no es objeto de su devoción, normal que les hable de esa manera. Si ellos supieran… bueno, la próxima semana se darán cuenta de que no es oro todo lo que reluce.

Los ojitos derechos de La piedra filosofal
Esto es totalmente subjetivo –bueno, como todas las entradas- así que podéis estar completamente en desacuerdo con mi opinión. A ver, después de ir desmenuzando capítulo a capítulo este libro, me he dado cuenta de que los que más lucen son Harry, Hermione y Neville; sí, Neville antes que Ron y eso que éste último es parte del trío súper chachi mágico. Cada personaje tiene su momento: Dumbledore con el espejo de Oesed, McGonagall y Snape están latentes durante toda la trama pero en un papel muy secundario aunque tengan algún que otro momento, Draco aparece como un némesis que aún se está formando y Ron, el amigo que siempre está ahí pero que ni pincha ni corta exceptuando el momento Quidditch y el sacrificio en el ajedrez viviente de este capítulo. Hace siglos que no leo o veo Harry Potter y la piedra filosofal y, la verdad, me esperaba más acción por parte de Ron ya que hace más del mejor amigo/bulto de Harry que otra cosa. Espero que le den más caña en el segundo libro.

Las pruebas de J. K. Rowling
Tengo ganas de ver la peli de nuevo porque no me acordaba que había tantas pruebas, básicamente, me sonaba Fluffy, el lazo del diablo, las llaves voladoras y el ajedrez. Pero, ahora que las he leído, ¿por qué son pruebas tan sencillas? Por muy relevante que sea Harry Potter en la historia de la magia sigue siendo un crío de once años, al igual que Hermione y Ron pero, sí, ellos solitos lo consiguen a la primera, a pesar de las vueltas que tiene que dar el hombre de las dos caras para asegurarse de no morir en el intento. En este tipo de acontecimientos se nota que es la novela más infantil y que va dirigida a un público, como mucho, adolescente. Eso sí, que conste que me lo he pasado genial leyéndolo.
Por cierto, ¿qué os parece que haya escobas para todos? ¿No se supone que nadie debe pasar? Además, segurísimo que Dumbledore no necesitaría de ningún instrumento para hacerse con la llave, aparte de que es el único que debería tocar la Piedra, que para algo la han dejado a su cuidado, ¿no?

Harry Potter es de los buenos, y punto.

“-¿Y qué?- gritó Harry-. ¿No comprendéis? ¡Si Snape consigue la Piedra, es la vuelta de Voldemort! ¿No habéis oído cómo eran las cosas cuando él trataba de apoderarse de todo? ¡Ya no habrá ningún colegio para que nos expulsen! ¡Lo destruirá o lo convertirá en un colegio para las Artes Oscuras! ¿No os dais cuenta de que perder puntos ya no importa? ¿Creéis que él dejará que vosotros y vuestras familias estéis tranquilos, si Gryffindor gana la copa de la casa? Si me atrapan antes de que consiga la Piedra, bueno, tendré que volver con los Dursley y esperar a que Voldemort me encuentre allí. Será sólo morir un poquito más tarde de lo que debería haber muerto, porque nunca me pasaré al lado tenebroso. Voy a entrar por esa trampilla, esta noche, y nada de lo que digáis me detendrá. Voldemort mató a mis padres, ¿lo recordáis?”


¿Qué os parece este pequeño discurso a lo Mel Gibson en Braveheart? ¡Es de las mejores escenas junto con el sacrificio de Ron!


Y, creo que no me dejo nada en el tintero. Espero que os haya gustado =)


¡Leed mucho!^^

8 comentarios:

  1. La verdad es que es una saga genial aunque todavía tengo pendiente terminarla. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay tiempo para terminarla^^

      Eliminar
  2. Jajaja así que Harry Potter tiene un pensamiento iluminador y enseguida resuelve lo de Norberto jajajaja :-) Bueno, es que es muy intuitivo... XD
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y te digo que es intuitivo, a mí no se me hubiera ocurrido con esa frescura y seguridad jejej

      Eliminar
  3. A puntito de terminar el proyecto Potter. A disfrutar la recta final.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, este lunes que viene finalizamos el primer libro. ¡A por La cámara secreta! =)

      Eliminar
  4. Estas entradas me gustan mucho.



    Saludops. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te gusten!^^
      Te esperamos el próximo lunes ;-)

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain