viernes, 4 de abril de 2014

Cincuenta sombras de Grey de E. L. James

“Me miro en el espejo y frunzo el ceño, frustrada. Qué asco de pelo. No hay manera con él. Y maldita sea Katherine Kavanagh, que se ha puesto enferma y me ha metido en este lío.”

Cincuenta sombras de Grey. Ebook



Título: Cincuenta sombras de Grey (Fifty shades of Grey)

Autora: E. L. James

Fecha de publicación: 2011 (original en inglés) y 2012 (publicado en España)

Traducción: Pilar de la Peña Minguell y Helena Trías Bello

ISBN: 9788425348839

Págs.: 544

Editorial: Grijalbo

Trilogía/Saga: 1/3 Trilogía Cincuenta sombras


Sinopsis:

Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.

Opinión:

Qué decir de Cincuenta sombras que no sepáis ya ¿no? Una de las trilogías más odiadas a la par que queridas de los últimos tiempos. Pues lo siento por muchos, pero me declino por la primera opción. La verdad es que no era un libro que me llamara mucho la atención, pero después de comprobar el amor profesado por tantas personas, decidí leerlo y así poder criticar –fuera para bien o para mal- a gusto.


Nos encontramos ante una historia erótico-romántica y, supuestamente, sado. Ana, la protagonista, es una chica tímida, normalita físicamente –o eso se cree ella- y muy inteligente, aunque, bueno, eso es lo que le dicen, otra cosa es que lo aparente con sus monólogos interiores –veáse su insoportable diosa interior-. Y el señor Grey, un joven guapo, no, espera, maravillosa e increíblemente guapo, millonario, inteligentísimo, con gustos muy refinados y cultos pero que, por cosas de la vida, ha tenido un pasado muy oscuro y turbulento, lo que le lleva a comportarse de una manera algo diferente al resto de mortales. En principio, tenemos los típicos personajes superficiales de toda buena novela romántica sencillita que se precie. Es decir, la chica nunca va a ser un pivonazo desde el principio porque tendríamos un grave problema de compatibilidad con su persona y no habría empatía suficiente para seguir leyendo, pero, evidentemente, y como todas sabemos en el fondo, la chica lo vale, y a pesar de no arreglarse nunca –como repite demasiadas veces: “no estoy acostumbrada a usar maquillaje”- es una belleza. Y el amante nunca será un tío bajito o enjuto pero que esconde una personalidad increíble, no, no, estamos ante una novela romántica y para feos ya tenemos nuestra realidad ¿no? Pues claro, queremos leer a tíos buenos que se fijan misteriosamente en chicas normalitas –como nosotras- y enclenques a poder ser. Así es la vida, y este género nos ayuda a soportar nuestras penitas de amores con aventuras tórridas junto a amantes de ensueño. Bien, hasta ahí no voy a criticar nada, me parece razonable, ya que estamos hablando de una novela romántica y es lo que hay.

Pero, vamos a ver, eso no quita que el escritor pueda tener imaginación. Seamos realistas, ¿acaso la historia es original? ¡No! Tiene una trama lo más simple posible –me remito al primer libro, no sé qué deparará el segundo-, chico guapo se enamora de chica del montón, el tío pierde el culo por ella y pasa algo malo para que haya algo de acción, eso sin contar las paranoias de la chica.

En fin, tampoco me quiero enrollar mucho con la trama en sí, porque en el fondo, y muy a mi pesar, no es lo peor del libro. Si tuviera que elegir un único –para mí- fallo, sería la manera de narrar de la autora. Tampoco quiero ponerla de vuelta y media, ya que es su primera novela, eso sin contar que es un fanfiction de Crepúsculo, con lo que no me parecería correcto. Sólo espero que haya una mejora en su escritura desde este primer libro al tercero. Pero algunos puntos a resaltar serían la abundante repetición de palabras y frases hechas durante toda la trama –no está mal visto utilizar un diccionario de sinónimos de vez en cuando- y las escenas de sexo mal llevadas –creo que tiene una obsesión enfermiza con la palabra pezón-.

Sin embargo, no debo pasar por alto el tema que realmente ha hecho de Cincuenta sombras el libro más criticado por excelencia, y no es su dudable calidad literaria ni la introducción del sado, sino el contrato que le entrega Grey a Anastasia y la aceptación de ella a pesar de no estar muy segura, pero, niñas, el amor lo puede todo ¿no?

Desde el principio ya hay una atracción sexual más que palpable entre ambos protagonistas, con lo que Grey no tarda en descubrirle a Ana su manera de vivir su sexualidad y, para ello, qué mejor forma que entregándole un contrato, supuestamente, para marcar los límites infranqueables de ella y, así, evitar problemas de “yo esto no lo hago ni loca”. Por cierto, contrato completo que se incluye en el libro. Es importante destacar que Ana es virgen, no ha tenido una relación en su vida y es muy tímida. Pero eso no le impide hacer lo que sea que quiera Grey, porque está muy pero que muy enamorada, y eso que sólo llevan dos semanas. Si lees con atención sus monólogos y debates internos con su diosa interior, se extrae fácilmente que la autoestima de Ana es inexistente y que lo que de verdad ve en Grey, en un principio, es un pene, os lo juro, no tiene más, atracción física pura y dura más el hecho de que le hace caso y su miedo a acabar como la loca de los gatos; me remito a una de las innumerables frases de su diosa interior:

Por favor, di que sí… si no, acabaremos solas con un montón de gatos y tus novelas por única compañía.”


A Ana el sado no le atrae para nada, sí, bueno, hay alguna cosilla que le puede gustar, pero que le venden los ojos y se deje dar unos azotes  tampoco lo veo como algo tan fuera de lo normal. Aunque éste no es el tema principal del contrato, porque ahí Grey tampoco se excede demasiado y son puntos tolerables para ella. Lo que realmente da miedo es su enfermizo control sobre todo, no es un contrato exclusivo para concretar qué hacen y qué no hacen dentro del dormitorio, sino que él tiene que manejar su vida, lo que come, el ejercicio que hace a la semana, cómo vestir,… Pero, si encima, añadimos que es un celoso llegando al punto de acosador, como ella misma se refiere a él muchas veces, eso sí, en tono de broma, porque en el fondo le gusta -¡Vaya tela!-, tenemos a un hombre con muchos problemas psicológicos.  Parece que la única con dos dedos de frente es su compañera de piso y amiga Kate, que en cuanto le conoce, desconfía de él. En fin, yo no hubiera hecho como Ana ni de lejos, pero bueno, si te gusta no tener tu propio espacio y hacer lo que te venga en gana cuando quieras, y lo único que te interesa en el mejor sexo con el tío más perfecto del lugar, este es tu libro. ¡Ah! Por cierto, la mayoría de emails tienen su punto cómico, no todo es tan decepcionante.

Os dejo dos citas bastante ridículas, pero ¡oye!, me hicieron reír:

“Uau. Es de día. Miro el despertador: las ocho. Me cubro la cara con las manos. No sabía que yo pudiera tener sueños sexuales. ¿Ha sido por algo que comí? Quizá las ostras y la investigación, que han acabado manifestándose en mi primer sueño erótico.”

“-[…] Ahora mismo sé que me deseas. […]
-Estás apretando los muslos, te has puesto roja y tu respiración ha cambiado.
Vale, es demasiado.
-¿Cómo sabes lo de mis muslos? –le pregunto en voz baja, en tono incrédulo.
Pero si están debajo de la mesa, por favor.
-He notado que el mantel se movía, y lo he deducido basándome en años de experiencia. No me equivoco, ¿verdad?”

Libro recomendado sólo a aquellos que, como yo, quieran criticarlo, porque para novelas eróticas hay mucho donde elegir y seguro que encontráis libros con mucha más calidad.

Sobre la autora:

El 7 de Marzo de 1963, James nace bajo el nombre de Erika Mitchell, de madre chilena y padre escocés. Se cría en Buckinghamshire y es educada en una institución privada. Estudia historia en la Universidad de Kent antes de convertirse en asistente de un director de los estudios del National Film and Television School, en Beaconsfield.  Vive en el oeste de Londres con su marido, Niall Leonard, y sus dos hijos adolescentes. Del apellido de su esposo, Leonard, adquiere la L de su pseudónimo E. L. James: Erika Leonard James en vez de Erika Mitchell James.

De momento sólo ha publicado la trilogía Cincuenta sombras de Grey:

-         Cincuenta sombras de Grey (2011)
-         Cincuenta sombras más oscuras (2012)
-         Cincuenta sombras liberadas (2012)

      Página Oficial de E. L. James

De libro a película:

Parecer ser que el estreno de la primera parte de esta trilogía será en febrero de 2015. Dirigida por Sam Taylor-Wood y protagonizada por Jamie Dornan y Dakota Johnson.
Más info en Filmaffinity.




Puntuación 0,5/5

6 comentarios:

  1. Anónimo4/4/14 23:15

    Una critica excelente, me a resultado mas entretenida que el libro,

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/4/14 18:08

    Buenisima esta opinión.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/4/14 6:38

    SOY DE CARACAS, TENGO 4O AÑOS ME GUSTÓ EL LIBRO AUNQUE MÁS ALLA DEL SEXO EXPLICITO HUBIESE PREFERIDO MAS TEMATICA... PERO ES BUENO BUENA NARRACION QUE ARROPA AL LA LECTORA Q ES MI CASO.. ME LOS LEI EN 15 DIAS JAJAJ...TAL VEZ LA EXPECTATIVA DE LA PELÍCULA NO SEA COMO LA DEL LIBRO YA QUE EL PROTAGONISTA NO INSPIRA MUCHO, HUBIESE PREFERIDO A MATT BOMER...:).. EXCELENTE CRITICA Y BUEN ANÁLISIS..

    ResponderEliminar
  4. Sí, los elegidos por unanimidad en Internet eran Matt Bomer y la prota de Las chicas Gilmore y, la verdad, es que pegaban mucho más para el papel. Aunque con el rollo de que era gay... Una pena no escogerle. ¡Gracias por los comentarios!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa! :3
    ay!!! a pesar de lo malísimo que es el libro, logra un sólo objetivo: Entretener.
    Quise leerlo porque me gusta la novela erótica y por el mismo motivo reconocí las fallas de la historia, es verdad que me saturó tanto sexo(de hecho me saltaba las páginas) y el final de la trilogía fue tan ñeeeee :/, en fin mientras la gente comience a leer lo encuentro positivo, después van a querer más cosa y descubrirán buenos libros XD.
    Saludos! :D

    ResponderEliminar
  6. Hola!!
    Me ha encantado tu reseña. La verdad que estoy contigo en todo. Creo que si quieres una novela erótica hay mucho mejores que esta.
    Un saludo

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain