martes, 26 de mayo de 2015

Si te dicen que caí de Juan Marsé

“Cuenta que al levantar el borde de la sábana que cubría al ahogado, revivió en la cenagosa profundidad de pantano de sus ojos abiertos un barrio de solares ruinosos y tronchados geranios cruzado de punta a punta por silbidos de afilador; un remoto espejismo traspasado por el aullido azul de la verdad.”

Si te dicen que caí. Seix Barral.



Título: Si te dicen que caí

Autor: Juan Marsé

Fecha de publicación: 1973 (en México) y 1976 (en España)

ISBN: 84-322-0302-5

Págs.: 360

Editorial: Seix Barral






Sinopsis:

En palabras del autor, la novela no es tanto una revancha personal contra el franquismo, como una secreta y nostálgica despedida de su infancia. Lo cual no quita para que, en efecto, la sórdida vida cotidiana en un barrio ya desaparecido (Guinardó) vuelva a ser el marco de unas historias en las que se entremezclan la sátira y la violencia sexual con una indiscutible riqueza de sensaciones y fantasías. Muchas de ellas se cuentan mediante las "aventis", un hallazgo que permite, a partir de historias inventadas por unos niños nacidos de la violencia y criados en la calle, ir tejiendo una realidad alucinante y, al mismo tiempo, extrañamente cotidiana.

Opinión:

¡Buenaaaaaas!
Hace unos días terminé Si te dicen que caí pero por unas y por otras no me había dado tiempo a escribir la reseña hasta ahora. Bueno, más bien por el hecho de que esta lectura no había sido escogida por puro placer sino por un trabajo de literatura que tuve que entregar este pasado jueves.
Así que ya que he tenido que sumergirme en mil hemerotecas y manuales, no me voy a centrar solo en la historia sino que voy a compartir la información que he recopilado, eso sí, solo a grandes rasgos –vamos, lo más interesante-.


Carmen Broto
Allá por 1973, Juan Marsé (1933- ) escribió una historia a partir de un hecho que nunca olvidaría, la muerte de la prostituta Carmen Broto. Él vivía en un barrio barcelonés ahora extinto, el Guinardó, allí una noche vio cómo mataban a una mujer, a una vecina suya. Marsé supo siempre quién había sido el asesino y utilizó esa información para moldear el libro que hoy nos concierne, aunque el resultado final no es la verdad absoluta sino una mezcla de recuerdos e imaginación (las denominadas “aventis”). Si hasta el propio asesino se puso en contacto con Marsé para explicarle que así no se había producido exactamente el asesinato.

Si te dicen que caí estaba preparado para su publicación pero no para España, recordemos que en 1973 se estaba viviendo bajo la dictadura de Franco y, por ende, había una censura importante. Marsé, que tonto no es, sabía perfectamente que su novela no podría ver la luz en España, así que decidió presentarse a un Premio de Novela en México. Entre el jurado se encontraban intelectuales de la talla de Vargas Llosa quien solo tenía buenas palabras para su historia, es decir, Marsé ganó y gracias a ello pudo ver su obra publicada en México. No sería hasta tres años después, en 1976, que Seix Barral conseguiría publicar Si te dicen que caí en España ya que, a pesar de la muerte del Generalísimo (1975), la censura no se había eliminado de un plumazo, costaría un poquito más de tiempo asumir la nuera era.

Pero, ¿por qué no podía publicarse en España? ¿Qué elementos dañinos contenía para el franquismo?
Según el propio autor, tan solo quería reflejar su juventud en Barcelona, pero en esta novela hay mucho más que una muestra de la juventud barcelonesa de los años cuarenta. Nos encontramos ante una historia sombría que describe a los “vencidos” de la Guerra Civil, es decir, aquellos que se han quedado en la miseria, que no viven, sobreviven y que, por lo tanto, hacen lo que sea por aguantar un día más. Básicamente, tenemos un repertorio de personajes (niños, monjas, prostitutas, pobres, militares, rojos, de derechas,…) que se entremezclan. Marsé no tiene un solo protagonista sino que todos ellos son parte importante de la historia. Pero, a lo que iba, la novela rezuma rencor hacia el franquismo, si hasta el título es pura ironía ya que Si te dicen que caí es un verso del Cara al sol que, para quienes no lo sepáis, es el himno falangista español.

Podría hablaros de personajes concretos y qué valor tienen en la obra pero prefiero que no sepáis nada. Antes de hacer cualquier trabajo de literatura suelo leer primero el libro sin saber nada sobre él y, en este caso, ha sido una gran decisión porque, aunque al principio pueda parecer un poco lioso, daréis las gracias por esa progresiva sorpresa que -por lo menos a mí- te deja con muy buen sabor de boca.

Las aventis:
Por cierto, me parece que no os he explicado eso de las aventis. Cuando Marsé era pequeño y jugaba con sus amigos (en plena postguerra española) no había juguetes, nada para entretenerse excepto la imaginación, así que se dedicaban a contar historias surgidas de los recuerdos y la inventiva. A estas historias las llamaban aventuras pero como era una palabra muy larga se decidieron por aventis, al igual que de bicicleta-bici, de aventuras-aventi. Y este recurso es el que utilizaría, años más tarde, para esta novela. Si la leéis, fijaos en que todo es un amasijo de realidades posibles y mucha ficción.

En conclusión, es un libro complejo, muy interesante, entretenido, con un estilo muy personal y que puede despistar un poco al principio (ya lo veréis en los diálogos), con un final increíble, directo, explícito y que describe a la perfección la miseria humana. O lo que es lo mismo, no es una lectura rápida y típica para evadirse “a secas” sino que es una novela para reflexionar y que, seguramente, no guste a todos. Así que la recomendaría a aquellos que tengan ganas de adentrarse en la postguerra española y que estén dispuestos a disfrutar de una historia un pelín más difícil que el típico best-seller.

¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece la utilización de las aventis para contar una historia? 

Sobre el autor:

Nace en Barcelona el 8 de enero de 1933, como Juan Faneca Roca. Su madre muere en el parto por lo que es adoptado a las pocas semanas de su nacimiento por el matrimonio Marsé.
Asiste al Colegio del Divino Maestro, hasta 1946. A los trece años empieza a trabajar como aprendiz de joyero, oficio que desempeña hasta 1959.
En 1958 comienza a publicar sus primeros relatos en la revista Ínsula y El Ciervo.
Obtiene su primer premio en 1959 por su cuento Nada para morir y en 1961 es finalista del Premio Biblioteca Breve de Seix Barral con su primera novela Encerrados con un solo juguete (1960). En 1960, aconsejado por Gil de Biedma se traslada a París donde trabaja como profesor de español, traductor, guionista y ayudante de laboratorio en el Instituto Pasteur. Aquí conoce al Nobel Jacques-Lucien Monod, del que sigue sus pasos comunistas afiliándose en el PCE. En 1962 regresa a Barcelona y publica Esta cara de la luna, hoy repudiada por el autor y desterrada del catálogo de sus obras completas.
En 1966 publica Últimas tardes con Teresa que se lleva al cine en 1983 y con la que consigue finalmente el Premio Biblioteca Breve de Seix Barral. A partir de esta novela se dedica a su vocación literaria colaborando en diversas publicaciones y en el cine. En 1970 es nombrado redactor jefe de la revista Bocaccio y redactor de la revista Art-Cinema. Durante este año, también publica La oscura historia de la prima Montse.
Su novela Si te dicen que caí (1973) se publica en México debido a la censura española, donde no se publica hasta 1976 y se lleva al cine en 1989.
En 1978 obtiene el Premio Planeta con La muchacha de las bragas de oro. Su universo literario se asienta con Un día volveré (1982), Ronda del Guinardó (1984) y su volumen de cuentos Teniente Bravo (1987).
La década de los noventa supone la consagración definitiva de Marsé. En 1990 recibe el Ateneo de Sevilla por El amante bilingüe; en 1994 le conceden, por El embrujo de Shangai, el Premio de la Crítica y el Aristeion. Escritor autodidacta, se define a sí mismo como novelista catalán que escribe en castellano.
El 21 de abril de 2009, el escritor deposita, en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, un legado cuyo contenido permanecerá cerrado durante los próximos veinte años.

De libro a película:

Es una triste casualidad que justo el día que incluyo una película de Vicente Aranda al blog, éste muera. En fin, el fallecido director de cine en 1989 filmó Si te dicen que caí, la adaptación de la novela homónima. Con un reparto de lujo: Victoria Abril, Antonio Banderas, Jorge Sanz, Javier Gurruchaga, Guillermo Montesinos, Lluis Homar, Juan Diego Botto,…
Como curiosidad: a Marsé no le gusta ninguna de las adaptaciones de sus novelas ya que Aranda se dedicaba a copiar diálogos íntegros en vez de adaptarlos. Por lo visto, no suena igual de bien leído que en el cine. 



¡Puntuación 5/5!

6 comentarios:

  1. No lo conocía pero tampoco me atrae...
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues a la próxima ;-)
      ¡Gracias por comentar!

      Eliminar
  2. No lo conocia pero parece muy bueno :o
    Me alegra que te haya gustado tanto y gracias por la reseña, un beso :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me sorprendió muy para bien.
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. He visto el comentario en mi blog en el que me hablabas de este libro. Así en principio no me atrae mucho, pero no lo descarto
    Un beso, Reich!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues si al final cae espero que te guste =)
      No te arrepentirás.
      ¡Un saludoo!

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain