jueves, 17 de mayo de 2018

Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro

“Mi nombre es Kathy H. Tengo treinta y un años, y llevo más de once siendo cuidadora.”


Nunca me abandones. Anagrama.



Título: Nunca me abandones (Never Let Me Go)

Autor: Kazuo Ishiguro

Fecha de publicación: 2005 (original en inglés)

Traducción: Jesús Zulaika

ISBN: 9788433970794

Págs.: 351

Editorial: Anagrama




Sinopsis:

A primera vista, los jovencitos que estudian en el internado de Hailsham son como cualquier otro grupo de adolescentes. Practican deportes, tienen clases de arte donde sus profesoras –o guardianas- se dedican a estimular especialmente su creatividad y, como todos los jóvenes, descubren el sexo, el amor, los juegos de poder. La institución es una curiosa Arcadia inglesa, recóndita y orgullosa de sus instalaciones deportivas, de sus jardines, de su lago y sus idílicos caminos rurales, que tal vez no llevan a ninguna parte. Porque Hailsham es un mundo hermético, convencional y extraño a la vez, una mezcla de internado victoriano y colegio para hijos de hippies de los años sesenta, donde los pupilos parece ser huérfanos y no tienen otro contacto con el mundo exterior que Madame, como llaman a la mujer que viene periódicamente a llevarse las obras más interesantes de los adolescentes, quizá para una galería de arte, o para un museo.

Opinión:

¡Buenaaaas!
Entre mis regalos de Navidad, hubo uno que me hizo especial ilusión: Nunca me abandones. Una novela que me llevaba poniendo ojitos desde que la pusieron en medio del Fnac de mi barrio, por eso de que Ishiguro ganara el Nobel el año pasado. Total, que debí ser muy buena y me cayó en Reyes. Así que, después de cuatro meses, os traigo su reseña.

Nunca me abandones nos cuenta la historia de tres adolescentes que conviven en un internado muy especial, Hailsham. Desde el principio, tendremos como protagonista a Kathy, quien se nos muestra como una cuidadora, pero ¿qué tipo de trabajo es ese? ¿Niñera? ¿Asistente de personas dependientes? Resulta que nos encontramos en un mundo muy avanzado científicamente, pues clonar personas es un hecho. Por cierto, no os preocupéis, que no os estoy haciendo ningún spoiler, todo esto nos lo contará Kathy en sus primeras páginas, aunque no nos ahonde demasiado en el tema, ya que para ella esto es su día a día, y no le dará mayor importancia. Entonces Kathy se dedica a cuidar de los clones que ya han empezado a donar sus órganos para sus “originales”. Menudo papelón le toca, aunque, visto lo visto, mejor cuidar que donar, ¿no?

Realmente no estamos ante una novela de ciencia-ficción al uso, en la que lo interesante sea el planteamiento de cómo han llegado al punto de clonar personas de carne y hueso y con sentimientos, sino que Ishiguro se centra en la vida de estos clones que conocen perfectamente su misión desde que son unos adolescentes. Sí, he escrito adolescentes, básicamente porque la única diferencia es su nacimiento artificial, lo demás es idéntico al recorrido vital de cualquier ser humano.

Teniendo en cuenta esta ambientación y el estilo del autor (¡enganchadísima!) pensaba de veras que me iba a encantar, pero, por desgracia, la frialdad de la protagonista le ha quitado mucho a la historia. Vamos a ver, estamos hablando de quinceañeros que saben cómo van a acabar, que viven encerrados en un internado para después donar o ser cuidadores, y no tenemos ninguna mente que se queje aunque sea un poquito, ¿en serio? Bueno, sí, tenemos una por ahí, y menos mal porque es la única que le da sentido a esta novela. Mientras leía me sentía extraña, no empatizaba casi nada (exceptuando a la que os he nombrado) ya que vivían sin vivir, solo pasaba escenas, sin más.

“¿Por qué habíamos guardado silencio aquel día, entonces? Supongo que porque incluso a aquella edad –teníamos nueve o diez años- sabíamos lo bastante como para mostrarnos cautelosos en aquel terreno. Hoy resulta difícil precisar cuánto sabíamos entonces. Ciertamente, sabíamos –aunque no en un sentido profundo- que éramos diferentes de nuestros custodios, y también de la gente normal del exterior; tal vez sabíamos incluso que en un futuro lejano nos esperaban las donaciones.”

Ojalá hubiera utilizado a este otro personaje para contarnos la historia… En fin, nos toca escuchar los recuerdos de Kathy, la cuidadora, quien nos llevará desde el presente a un pasado repartido en miles de flashback –ordenados cronológicamente-, para descubrirnos poco a poco qué ha pasado con sus colegas y con ella misma, por qué está donde está y si sigue todo igual desde que era una niña hasta ahora, con sus treinta y un años.

En conclusión, el principio elevó mis expectativas creyendo que disfrutaría con profundas reflexiones por parte de los clones y de los humanos que los tratan, ya sea a favor o en contra de estas prácticas; sin embargo, solo me he encontrado con una historia interesante pero superficial, unos personajes faltos de carisma y un estilo narrativo muy ameno, fácil de seguir y que engancha, para nada se hace denso. Le doy un tres y medio porque me ha gustado mucho su forma de escribir y la idea, volveré a probar con él, sin duda. Aun así, tantas páginas para dejarlo todo en el aire me ha dejado fría, ya que hasta el final Kathy no se abrirá…

Sobre el autor:

Kazuo Ishiguro nace en Nagasaki, Japón, el 8 de noviembre de 1954, pero con tan solo cinco años y medio se traslada a Londres, Inglaterra, pues su padre recibe una oferta de trabajo como oceanógrafo en Surrey. A los nueve-diez años, se adentra en el mundo de la literatura, leyendo las historias de Sherlock Holmes en su biblioteca local. En 1973, durante un año libre tras acabar la secundaria, es mochilero y recorre EEUU con una guitarra al hombro. En 1978, se gradua en Inglés y Filosofía por la Universidad de Kent, y en 1978 obtiene el máster de Escritura Creativa por la Universidad de East Anglia. Su tesis se convierte en su primera novela, Pálida luz en las colinas (1982), que es muy bien acogida por la crítica. Después comienza a hacer guiones para series de televisión y pequeños relatos, y más adelante se centra en la novela, hasta ahora. Ha recibido los más importantes premios literarios, como el Premio Nobel de Literatura en 2017, el Premio Booker, el Premio Whitbread (mejor autor novel británico del año), además de que su obra ha sido traducida a 28 idiomas.

Novelas:
-Pálida luz en las colinas (1982)
-Un artista del mundo flotante (1986)
-Lo que queda del día (1989)
-Los inconsolables (1995)
-Cuando fuimos huérfanos (2000)
-Nunca me abandones (2005)
-El gigante enterrado (2015)

De libro a película:

En 2010, Mark Romanek dirige “Nunca me abandones”. Reparto: Carey Mulligan (Kathy), Andrew Garfield (Tommy) y Keira Knightley (Ruth).




¿Lo habéis leído? ¿Y su adaptación? ¿Alguna otra recomendación?


Puntuación 3,5/5

7 comentarios:

  1. El tema del internado me llama la atención, solo por eso le daría una oportunidad :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo fue uno de los puntos que más me llamó XD
      ¡Disfrútalo! =)

      Eliminar
  2. ¡Hola!

    Vaya pena, creo que me pasó un poco parecido con la película. El tema me parece muy interesante y sin duda da que pensar, pero al final no pude conectar con los personajes, me parecieron bastante fríos todos, que no cambiaban la cara nunca ajaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La peli no la he visto aún, pero es una pena que sea igual de fría en pantalla, la verdad.
      ¡Gracias por pasarte!

      Eliminar
  3. Pues lo tenía entre mis pendientes y con expectativas altas, pero viendo tu opinión, será mejor que se las baje...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay, eso es lo que me pasó... ¡¡espero que te guste más que a mí!! XD

      Eliminar
  4. No me llama así que dudo que lo lea, perogracias por la reseña porque creo que no cnocía este libro :D

    Besitos ^^

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain