jueves, 26 de junio de 2014

Tenemos que vernos de María Tena

“El verano se acaba en esa carretera. El mar quedó lejos por la mañana como si fuera el recuerdo de un sueño.”

Tenemos que vernos. Anagrama




Título: Tenemos que vernos

Autora: María Tena

Fecha de publicación: 2003 (publicación original española)

ISBN: 9788433968425

Págs.: 176

Editorial: Anagrama






Sinopsis:

El verano se acaba. Una pareja vuelve de vacaciones creyendo que ha recuperado la armonía perdida; una mujer, como las miles que oscilan entre sus deseos de sentirse amadas y el afán de consolidarse profesionalmente, hace confidencias a una amiga; dos hijos se debaten en los avatares de la adolescencia; una editorial cambia de dueño…

Opinión:

¡Buenas! Hoy os traigo la primera novela de María Tena, a quien descubrí de casualidad en la librería “Tuuu librería”. No sé si habéis sentido alguna vez –seguro que sí ;-) - esa necesidad de deambular durante horas por una librería simplemente por el placer de ver las estanterías repletas de libros, hasta que finalmente encontráis –algunos lo llaman destino- al elegido, ese libro que en la vida habéis visto pero que os atrapa; ya sea por el título, la portada, la edición… pues esa es mi historia con esta novela, y ¿qué queréis que os diga? a veces la mejor opción es fiarse de nuestro instinto.

La autora nos muestra la vida de Clara, una mujer casada y con dos hijos adolescentes –o lo que es lo mismo... ¡hormonas! ¡Viles hormonas!- que trabaja en una editorial, sinónimo para ella de espacio propio e independiente. Además, está casada con Pedro, un arquitecto de renombre que cobra unas sustanciales pagas por su trabajo, con lo que pueden vivir desahogadamente. Entonces, ¿qué sucede con Clara si tiene todo lo que pueda desear?

Desde un principio, la autora, haciendo uso de la narración en tercera persona, nos va dando los datos esenciales para hacernos una idea: su matrimonio cae por un abismo profundo, de esos en los que parece no haber final. Según Clara, Pedro ha cambiado, según Pedro, Clara ya no es la que era. Resultado: la relación está muerta y ni las maravillosas vacaciones pueden resucitarla, aunque en un comienzo de esa sensación.

El libro nos cuenta durante un año –cuatro estaciones=cuatro capítulos- la vida de Clara y todo lo que hace para intentar salvar lo que pueda de su matrimonio, para ello, necesita de una amiga en la que apoyarse, una amiga a la que en casi cada llamada telefónica le dirá esa frasecita que en muy poco tiempo nos resultará tan familiar: “Tenemos que vernos”. Para ello, la autora intercala párrafos que describen desde fuera, es decir, como narrador omnisciente, con párrafos en primera persona, siendo Clara la elegida, quien le cuenta sus pesares y aventuras a su querida amiga Bárbara.

En fin, es una novela que, por lo menos a mí, me ha dejado con buen sabor de boca, a pesar del final –¡tenéis que leéroslo!-. Es un libro cortito que no llega ni a las doscientas páginas, de ahí mi sorpresa al encontrar tal cóctel de sentimientos tan bien llevados por, no sólo la protagonista, sino por otros personajes como su hija o su nuevo jefe. Creo que ahora que ya ha empezado el veranito y muchos de vosotros tenéis más tiempo libre, esta lectura puede ser una grata compañera.

Algunas citas:

“Ese lenguaje secreto de las familias que hace extranjeros a todos los que no compartieron una infancia y que no consiste más que en un gesto al apartarse el pelo de la cara, un sabor especial del gazpacho o una manera de cocinar la tortilla de patata, de doblar la ropa en el armario o de sentarse juntos en el sofá…”

“¿Qué les produce el fútbol a los hombres? ¿Qué sensación erótica les causa esa pelotita de cuero bailando, agitada y golpeada, entre piernas peludas y calcetines de algodón? Me gustaría leer un ensayo sobre eso.”

Sobre la autora:

Tena nació en Madrid en 1953 y pasó sus primeros años en Dublín, Montevideo y Madrid rodeada de libros y escritores. Es licenciada en Filosofía y Letras especialidad de Literatura Hispánica y en Derecho. Hizo su tesis de licenciatura sobre Las revistas Poéticas Españolas de 1900 a 1936. Su vida profesional en la administración pública se ha movido siempre en torno a proyectos culturales y educativos. Ha recibido varios premios literarios por sus relatos y recientemente ha participado en Por favor, sea breve: antología de relatos hiperbreves, edición de Clara Obligado. Es colaboradora habitual de revistas literarias tanto en papel como en la red, donde ha publicado cuentos, artículos y entrevistas. Tenemos que vernos es su primera novela.

Novelas:
Tenemos que vernos (2003)
Todavía tú (2007)
La fragilidad de las panteras (2010)


Puntuación 3,5/5

1 comentario:

  1. Hola! Soy Laura, del blog Walking on air. Queria darte las gracias por pasarte y comentarme y decirte que me gusta mucho tu blog, se nota que te lo curras, asi que te sigo. Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain