miércoles, 31 de octubre de 2018

¡¡Recomendaciones cinéfilas sobre vampiros!!

¡Bueeeenas!
Ya estamos a 31 de octubre, es decir, ¡Halloween! Así que este año me ha venido la inspiración en forma de rankings, que serán inaugurados con uno de mis monstruos favoritos: el vampiro.

Bram Stoker, creador del icónico conde Drácula, popularizó a esta criatura a finales del siglo XIX; no obstante, el vampiro procede de leyendas antiquísimas y de orígenes remotos, pues, si nos pusiéramos a investigar en serio, descubriríamos fuentes muy variadas protagonizadas por seres no-muertos que se alimentan de sangre.

En Occidente se supo de estas historias cuando las tropas austríacas tomaron las tierras del este de Europa, parte de Serbia y Valaquia, ya que el ejército se dio cuenta de una extraña práctica local: la gente exhumaba los cadáveres para “matarlos”. Algunos curiosos extranjeros ilustrados comenzaron a ir a estas sesiones para luego dejar constancia en escritos, que seguramente se filtraron en el resto de Europa (Austria, Alemania, Francia…). Aun así, estas costumbres forman parte de muchas otras culturas como la china o la filipina. Según el lugar, el vampiro tiene un nombre y unas características propias, eso sí, hay dos inherentes a él: es un ser que vuelve de la tumba y que se alimenta de sangre humana.


Me encanta este tema, pero se supone que la entrada es un top de mis películas/series de vampiros favoritas, así que al final del post os indicaré algunos libros interesantes que tratan el “folclore vampírico”, por si os interesa ;-)

En cuanto al orden de los títulos, irán por fecha de estreno, ya que no puedo organizarlos por gustos, cada uno es especial a su manera.

Nosferatu, de Friedrich Wilhelm Murnau (1922)
Esta película tuvo problemas desde el momento de su concepción, pues está basada en el libro de Bram Stoker, y, por aquella época, la viuda del escritor estaba viva, o sea, que nadie podía hacer uso de la figura de Drácula sin que ella se llevara lo justo por derechos de autor. Así que para evitar demandas cambiaron los nombres de los personajes: en vez de Drácula tenemos al conde Orlock, etc. Además, el film está rodado en blanco y negro y es mudo. Sin duda, es una peli de culto no solo dentro de la temática vampírica, sino del cine en general. Os la recomiendo muchísimo, eso sí, es algo lenta, por lo que no os esperéis una súper dinámica estilo Hollywood.


Drácula, de Tod Browning (1931)
Durante el rodaje de esta película, el director tuvo mucha más suerte que Murnau, ya que, como podréis comprobar por el título, a la viuda de Stoker le cayó en gracia el actor Bela Lugosi, quien interpretaría al conde, y, en vez de cobrarles 200.000 dólares por los derechos de autor, solo les pidió 40.000, con lo que pudo rodarse la historia con los nombres y localizaciones originales de la novela. A lo largo de estas décadas la productora Universal estuvo muy a tope con las pelis de terror de monstruos como el hombre lobo, la momia, la criatura de Frankenstein, etc. Es decir, que hubo muchas más pelis con Lugosi de vampiro, pero esta fue la primera que vi, la que me enamoró por su elegancia y su acento del Este. Me flipa tanto que mi hermano me regaló una colección con los monstruos de la Universal, siendo ésta y La marca del vampiro (1935) las que más veces he visto.


El baile de los vampiros, de Roman Polanski (1967)
Las pelis de vampiros me gustan desde que tenía diez años gracias, entre otras, a esta maravilla. No os esperéis terror, ni siquiera un poquito, pues El baile de los vampiros es pura comedia, de la buena. Me reía con diez años y me río ahora con veintiséis. Básicamente narra la búsqueda de pistas tangibles sobre la existencia de los vampiros, para lo que unos investigadores, hartos de ser vacilados por sus colegas científicos, se van a un pueblo perdido de la mano de Dios en busca de esos vampiros en los que tan fervientemente creen. Al final todo se lía y acaban en un baile de vampiros, de ahí el título.


El ansia, de Tony Scott (1983)
Esta la vi con veinte años porque uno de los protas era David Bowie. Me gustó pero tampoco me encantó. Se me hizo algo lenta, exceptuando las partes de Bowie, en las que me quedaba encandilada. Básicamente, tenemos unos vampiros de finales del siglo XX, con una única problemática: ser vampiro, o sea, su sed de sangre, “¿seré o no capaz de alimentarme de otros?”, además de amoríos varios.


Noche de miedo, de Tom Holland (1985)
Estaba enamoradita de Jerry, el vampiro interpretado por Chris Sarandon. Eso sin hablar de la historia en sí. Vamos a ver, tenemos un chaval, Charley, que descubre que su vecino es un sanguinario vampiro y, por ende, debe avisar al mundo y detenerlo. Comedia y aventuras, las que hubiera deseado vivir cuando era una cría, sabiendo que sería la heroína que sobrevive al final, claro. Si os hace más el remake de 2011, tened en cuenta que es mucho más sombrío, tiran más por el terror y el humor negro, no está mal, pero prefiero la antigua.


Jóvenes ocultos, de Joel Schumacher (1987)
Dos hermanos se mudan con su madre a Santa Carla (California). Allí el mayor se juntará con un grupo de vampiros moteros muy chungos, y al hermano pequeño no le quedará otra que salvar a su bro de las garras del carismático Kiefer Sutherland o, como le conocen por esos lares, David el vampiro. No os esperéis una peli súper profunda ni maravillosamente hecha, simplemente disfrutad de la comedia y del arte que tienen caracterizando a los actores.


Drácula, de Bram Stoker, de Francis Ford Coppola (1992)
Estamos ante una de las adaptaciones más conocidas de Drácula, dirigida por un señor que venía de estrenar en 1990 la segunda parte de El Padrino, peliculón absoluto. Coppola reunió a los actores semanas antes para leer conjuntamente la novela, pero ni con su club de lectura salió todo bien, pues las tensiones aparecieron igual. La verdad es que si leéis el reportaje de Rolling Stones sobre Winona se ve de manera muy distinta la escena en la que Drácula y Mina se lían en la cama. En fin, la peli es muy romántica e intensa: “He cruzado océanos de tiempo para encontrarte”.


Entrevista con el vampiro, de Neil Jordan (1994)
Basada en el primer libro de la saga Crónicas vampíricas, de Anne Rice, además de ser la mejor adaptación de las que se han hecho hasta la fecha. Louis es un vampiro norteamericano del siglo XVIII que decide contarle su vida (doscientos años) a un periodista. Tendremos a un joven y emotivo Brad Pitt como Louis, Tom Cruise como Lestat (su creador), una increíble Kirsten Dunst como Claudia (su hija adoptiva) y al maravilloso Antonio Banderas como Armand. Me gustó tanto la peli que, gracias a ella, me leí la novela. Os recomiendo ambas.


Abierto hasta el amanecer, de Robert Rodríguez (1996)
Dos hermanos fugitivos intentan cruzar la frontera hacia México, así que, para que no les pille la poli, se esconden en la caravana de una familia, a la que obligan a adentrarse con ellos en un cutroso bar de carretera llamado La teta enroscada, será allí donde surja la magia. Mucho humor negro, sangre, armas, mujeres semidesnudas bailando (os hacéis una idea de qué tipo de bar es, ¿no?), etc. Por cierto, los hermanos son George Clooney y Quentin Tarantino, menudo pareja, ¿verdad? Para echarte unas risas y no pensar. La serie Abierto hasta el amanecer, de 2014 (Netflix), es bastante mala, aviso.


Buffy Cazavampiros, de Joss Whedon (1997-2003) 7 temporadas
Una de las series de mi adolescencia, sin duda. Ni siquiera sé la cantidad de veces que la he visto, me encanta. En 1992, Joss Whedon dirigió la peli Buffy, la cazavampiros, la cual no tuvo mucho éxito precisamente. Por suerte, la idea seguía ahí, con lo que cinco años más tarde se estrenó la gran serie con el mismo título. Buffy, una chica de instituto dotada con la fuerza necesaria para destruir los vampiros y/o demonios que pululan por el mundo. Me acuerdo que la ponían en el Canal plus a la hora de la comida y nunca nos la perdíamos, aunque ya hubiéramos visto el capítulo en cuestión, luego tocaba la peli del día y el canal se pixelaba… A lo que iba, Buffy me fascina porque es un personaje complejo, que evoluciona creíblemente, que intenta compaginar su vida de cazadora con el instituto, además es valiente, leal, divertida, inteligente, se le da muy bien la estrategia y tiene carácter. Fan total.


Blade, de Stephen Norrington (9 de octubre 1998)
Esta peli se basa en la colección de cómics de Gene Colan y Marv Wolfman, titulada Drácula. La verdad es que las pintas de Blade en el cómic molan más, con su traje naranja y amarillo y su pelo afro, pues, como sabéis, en la peli va del típico vampiro, o sea, cuero negro. Lo que no  desmerece el rollo fiestero, la sangre y el malo malísimo. Blade nace de una humana mordida por un vampiro, de ahí que tenga los poderes vampíricos además de las ventajas de los humanos, es decir, puede caminar de día sin miedo a convertirse en polvo. Para desgracia de sus medio-congéneres, Blade se dedica a cazar vampiros, por lo que en esta historia se tendrá que enfrentar a un chupasangre adinerado que está como una cabra.


Vampiros de John Carpenter (30 de octubre 1998)
Un grupo de exterminadores de vampiros sufre una emboscada en un motel, así que los supervivientes se enfrentarán al temible vampiro que ha matado a casi todo su equipo. El prota es James Woods, ¿qué más se puede pedir?


La reina de los condenados, de Michael Rymer (2002)
Intento de adaptación del libro homónimo, perteneciente a las Crónicas vampíricas, de Anne Rice. En serio, os podéis leer la novela tranquilamente, que no tiene nada que ver, ni siquiera los personajes se dan un aire. Además, tenemos un problema muy gordo con las relaciones íntimas. Rice concibe a sus vampiros como seres bellos que aman la belleza, que buscan más allá del género, luego Lestat puede querer tanto física como mentalmente a Louis, a su madre o a cualquier otro. En cambio, este paso se queda en el aire, y no veremos esa parte tan importante de Lestat, el prota de esta historia. Se centran en su relación con una humana, en el resurgimiento de una antigua vampira y en su música. Aun así, la peli me gustaba mucho de pequeña, y gracias a ella descubrí a Korn, ya que el cantante del grupo, Jonathan Davis, junto con Richard Gibbs compusieron la banda sonora.


Underworld, de Len Wiseman (2003)
Con once años, tenía tal enganche con cualquier cosa que fuera de vampiros, que me fui con mi hermano mayor a verla el día del estreno. Me acuerdo que salimos encantados de la vida: la ambientación oscura, los muertos, la sangre, la transformación de los licántropos… Pura nostalgia. Eso sí, no veáis sus secuelas, no hay necesidad. A todo esto, la peli va de una vampira que debe descubrir un entramado en el no todo es lo que parece entre vampiros y hombres-lobo.


30 días de oscuridad, de David Slade (2007)
Peli basada en unos cómics que no he leído, así que no tengo ni idea de su nivel como adaptación. Lo que sí os puedo decir es que es agobiante. Imaginaos en un pueblo nevado de Alaska, a kilómetros de la civilización, donde tenemos en pleno invierno un mesecito de oscuridad completa. El plan solo puede mejorar si una familia de vampiros sedienta de sangre decide hacernos una visita…


True Blood, de Alan Ball (2008-2014) 7 temporadas
Serie basada en la saga Vampiros sureños, de Charlaine Harris. Catorce libros que me mantuvieron súper enganchada hasta este 2014, cuando acabé con Muerto para siempre, en el que Sookie, la prota, al fin decide qué hacer con su vida y en qué compañía. Las primeras temporadas siguen más o menos la línea narrativa de Harris, pero sobre la cuarta o quinta se les va la mano con la creatividad y la serie cambia completamente. De todas formas, me gustan ambas: entretenidas, con asesinatos que hay que investigar, nuevos personajes sobrenaturales y sus costumbres, mucho sexo y crítica social.


Solo los amantes sobreviven, de Jim Jarmusch (2013)
Dos vampiros, un músico en la más absoluta decadencia y una mujer culta, que asume su naturaleza sobrenatural. Dos seres románticos, extravagantes, intensos, con una conversación profunda y una ambientación perfecta para la situación que viven. Eve regresa a Detroit para ver a Adam, allí tendrán largas conversaciones sobre el rumbo de la humanidad, cómo todo se va pudriendo cada vez más rápido, el hecho de vivir como viven…


Lo que hacemos en las sombras, de Taika Waititi y Jemaine Clement (2014)
A modo de documental, nos presentan un grupo de vampiros que comparten piso: sus costumbres, lo complicado de la convivencia, el hecho de ser vampiros en plena ciudad…, esas cosillas. Sin lugar a dudas, es la peli de vampiros (y no vampiros) con la que más me he reído estos últimos años. Cuando descubrí el tráiler, tuve que vérmela subtitulada antes de que llegara a España, luego la vi doblada y ahora la tengo en formato físico en casa. En serio, tenéis que verla. No pasaréis miedo, pero las risas están más que aseguradas.


En fin, hasta aquí mis recomendaciones vampíricas. Solo me queda mencionaros algunas que me he dejado en el tintero para no extenderme demasiado: Christopher Lee como Drácula en cualquiera de las pelis de la Hammer; Somos la noche (2010); Blood Ties. Hijos de la noche (2006-2007), solo duró dos temporadas por cancelación, una poli que investiga y tiene un rollito raro con un vampiro; Moonlight (2007-2008), una triste temporada en la que un vampiro se enamora de una periodista; Hemlock Grove (2013-2015), cancelada en la tercera temporada aunque, por suerte, con un final cerrado.

Bibliografía de interés:
-Vampiros, de Manuela Dunn-Mascetti
-Los cien mejores filmes de vampiros, de Miguel Juan Payán
-Historia de los vampiros, de Edgard de Vasconcelos
-Vampirismo. El anhelo de la inmortalidad, de Norbert Borrmann
-El vampiro en el cine, de David Pirie
-Nosferatu, de Luciano Berriatúa


¡¡Espero que os haya gustado y os sirvan para este Halloween!!
¿Las habéis visto? ¿Qué pelis me recomendáis? Contadme =)

6 comentarios:

  1. Me encanta el vampiro a mí también. He visto casi todas las pelis que nos traes y tomo nota de las que no. "True blood" no la he visto pero no me llama.
    Me llevo también la bibliografía ;-)
    Me ha gustado mucho la entrada :-)
    Besos y aterrador y feliz Halloween :-)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por todas ellas! Yo no soy muy de vampiros pero las tendré en cuenta si en algún momento me apetece animarme con algo similar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Hola! No soy yo mucho de esta clase de películas, por no decir que no lo soy nada, jejeje. Pero si conozco a alguien que le gustan a si que se las recomendaré :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Que recomendaciones más geniales :D
    Por supuesto que hay muchísimas que no he visto, pero me llevo apuntados algunos títulos. Sobre todo el Drácula que no es el de Francis Ford Coppola, que sinceramente a mí esa película no me gustó demasiado, me quedo con el libro.
    Entrevista con el vampiro me encantó, para mí es una de las mejores películas de vampiros que se han hecho, y después me leí el libro pero en este caso me quedo con la peli, el libro creo que tenía un poco más de paja y algunas veces se me hizo un poquito cuesta arriba.
    Sólo los amantes sobreviven es curiosa, aunque tampoco es que me maravillara, un poco rarita jajaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    Me encanta el tema de vampiros siempre me ha llamado mucho la atención, incluso ahora para halloween ya sabes que me leí el de Drácula y quiero ver alguna adaptación, así que me quedo con muchas de las recomendaciones que haces, algunas las he visto pero otras no y las quiero ver a ver que me parecen.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué pedazo de entrada, me encanta. De las que pusiste, la mitad no las vi. Pero de las que sí vi, para mi las mejores son Drácula de Bram Stoker, Blade, Underworld y Lo que hacemos en las sombras (esta última fue todo un descubrimiento el año pasado).
    De las que veré en las próximas semanas: Jóvenes ocultos y Solo los amantes sobreviven.

    Un beso, feliz finde ;)

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain