jueves, 8 de marzo de 2018

Escritoras de Virginia Woolf

«… Lo único que deseo es fama», escribió Margaret Cavendish, duquesa de Newcastle. Y mientras vivió se le concedió su deseo.”

Escritoras. Olañeta, Editor.


Título: Escritoras (The Duchess of Newcastle; Jane Austen; ʽJane Eyreʼ and ʽWuthering Heightsʼ; George Eliot; ʽAurora Leighʼ)

Autora: Virginia Woolf

Fecha de publicación: 1925-1932 (original en inglés) y 2007 (en castellano)

Traducción: José Manuel Álvarez Florez

ISBN: 9788497166096

Págs.: 128

Editorial: José J. de Olañeta, Editor (Colección: El barquero)


Sinopsis:

Virginia Woolf dibuja en este libro con su característica expresividad e ironía las vidas de estas escritoras singulares, ocultas tras los convencionalismos de su época, en una preciosa panorámica que les presta nueva vida.

Opinión:

¡Bueeenas!
La semana pasada, aprovechando que tenía tiempo libre en la facultad, me dediqué a cotillear por la librería y, ya que estaba, a pedir algunos libros de teatro del Siglo de Oro –para una asignatura-. Total, que pequé. Sí, me acuerdo de lo que escribí hará uno o dos meses, eso de no comprar nada hasta que terminara con todo lo que tengo en casa, pero era un librito tan barato e interesante, que no pude resistirme. Eso sí, me lo leí del tirón. Además, me parece que encaja perfectamente con este 8 de marzo, día de la mujer, pues, en sus páginas, Virginia Woolf nos habla de autoras inteligentes e independientes que publicaron obras atemporales, es decir, clásicos. ¿A quién no le suena Jane Austen o las hermanas Brontë, a estas alturas de la vida? Si tenemos hasta funkos de sus personajes y de ellas mismas…, en fin, que me voy de madre. A lo que iba, si queréis saber más sobre esta lectura, continuad leyéndome. Espero que os sirva para descubrir nuevas escritoras –como ha sido mi caso-, o releer las que ya conocíais.

Woolf escribió una colección de ensayos titulada The common reader en la que comentaba lo que ella creía conveniente sobre vida y obra de según qué autores. Este texto fue publicado en dos partes: la primera en 1925 y la segunda en 1932. El caso es que en este pequeño librito, de poco más de cien páginas, se incluyen algunos de estos mini-ensayos: la duquesa de Newcastle, Jane Austen, las hermanas Brontë, George Eliot y Elizabeth Barrett Browning.

Antes de empezar propiamente con los escritos de Woolf, esta edición incluye una introducción en la que nos resume la vida de estas mujeres, para que, a la hora de leer los ensayos, entendamos mejor qué nos quiere decir en cada caso, pues Woolf da por sentado algunos datos que, obviamente, no todos conocemos.

Como ya escribí en la reseña de Una habitación propia, esta mujer tiene una soltura y un humor que hacen que te enganches desde la primera página, además de explicarse muy bien, ya que no resulta una lectura complicada y densa, más bien es entretenida e interesante. Pero lo mejor es que no se calla nada, es decir, es sincera y te argumenta con claridad y sin meandros lo que opina de las obras que resalta de estas escritoras.

El primer ensayo lo protagoniza la duquesa de Newcastle, Margaret Cavendish, del siglo XVII. Una chiquilla muy familiar, que había vivido siempre rodeada de la seguridad que sus hermanos y padres le transmitían, además de disfrutar del tiempo libre y la lectura. Era curiosa y tenía sed de conocimiento, pero no se la tomaban en serio. Muchas veces tenía que escudarse en su marido, el marqués de Newcastle, cuando, por ejemplo, escribía y publicaba:

“Cuando llegaban aquellos enormes libros del retiro señorial de Welbeck los censores habituales emitían sus habituales objeciones, y había que contestarles, desdeñarles o discutir con ellos, según lo que dictase el humor de Margaret, en el prefacio de cada obra. Ellos decían, entre otras cosas,  que sus libros no eran suyos, porque utilizaba términos cultos, y «escribía de muchos asuntos ajenos a su buen entender».”

La segunda protagonista es la conocidísima Jane Austen (siglo XVIII). De ella nos explica brevemente el ambiente en el que se gestó desde pequeña con sus miles de hermanos y su hermana Cassandra. Parece ser que escribió, no solo por ella misma sino para divertimento de su familia. De ahí el tono irónico y sarcástico que rezuman sus páginas, pues se reían de todos estos formalismos sociales, eventos y demás protocolo de la época. También nos cuenta lo que tuvo que aguantar hasta que consiguió ver su obra publicada, y, por supuesto, se explaya a gusto al opinar sobre sus personajes: Emma, los Bennet, Darcy, etc.

“A veces parece como si sus criaturas naciesen solo para proporcionar a Jane Austen el placer supremo de cortarles la cabeza.”

Nuestra tercera protagonista no es una sino dos extraordinarias hermanas, que nos dejaron dos obras completamente atemporales: Jane Eyre y Cumbres borrascosas, de Charlotte y Emily Brontë. Como podéis apreciar, aquí no hace un repaso a la vida y obra de cada una, prefiere centrarse en estas dos novelas y compararlas, ver qué tienen para que sean tan distintas e iguales a la vez procediendo de dos mujeres que habían vivido en similares circunstancias: educación y familia.

“Por eso es por lo que tanto Emily como Charlotte siempre están invocando la ayuda de la naturaleza. Sienten ambas la necesidad de algún símbolo más poderoso de las acciones de las vastas y adormecidas pasiones de la naturaleza humana de lo que las palabras o las acciones puedan transmitir.”

Por un lado, el amor real que encontramos en Jane Eyre, y, por otro, el conglomerado de pasiones que bullen en Heathcliff y Catherine.

“Ningún muchacho de la literatura tiene una existencia más viva que la suya.”

Nuestra cuarta protagonista es George Eliot, pseudónimo de Mary Anne Evans, nacida y criada durante el siglo XIX. La verdad es que de esta escritora sé más bien poco, y con Woolf he descubierto una parte de la que no tenía ni idea, como el hecho de que era muy devota y tenía problemas para encajar, si hasta criticó la sociedad de su época en una sátira titulada La buena sociedad. Pero no solo eso, también fue una gran poeta a la que, como subraya Woolf, “debemos depositar sobre su tumba todo cuanto de laurel y de rosa tengamos en nuestro poder para otorgar.”

“La antigua conciencia de la mujer, cargada de sufrimiento y sensibilidad, y durante tantos siglos muda, parece haber rebosado y desbordado en ellas y formulado una petición de algo (ellas escasamente saben qué), algo quizás incompatible con los hechos de la existencia humana.”

Y nuestra última -pero no menos importante- protagonista es Elizabeth Barrett Browning (siglo XIX). Aunque en este caso, al igual que con las hermanas Brontë, Woolf se centra en su obra Aurora Leigh. Elizabeth fue una mujer con una vida muy difícil, recluida en su propio hogar, por lo que su única “escapatoria” era la lectura, siendo Balzac y George Sand sus salvadores, hasta que al fin pudo salir de casa de su padre.

“Me crié en el campo, no tuve oportunidades sociales de ningún género, mi corazón estaba en los libros y en la poesía, y mi experiencia en los sueños…”

Básicamente, Aurora Leigh nos retrata la sociedad del siglo XIX con sus problemas y sus pasiones: “Si lo que se propuso fue darnos un sentido de la vida en general de gente que es inconfundiblemente victoriana, luchando con los problemas de su época, todo ello iluminado, intensificado y sintetizado por el fuego de la poesía, triunfó.”

En conclusión, es un libro con el que he aprendido y disfrutado, pues, ya os digo, el estilo de Virginia Woolf es tan irónico y divertido, además de claro, que una no tarda en engancharse con su lectura. Sin duda, son ensayos que os recomiendo, sobre todo el de Cumbres borrascosas, una de mis novelas favoritas.

Sobre la autora:

Virginia Woolf (Londres, 1882 – Lewes, Sussex, 1941) es uno de los mayores exponentes de la literatura del siglo XX. Hija del conocido hombre de letras sir Leslie Stephen, a su formación intelectual contribuye en gran medida el ambiente familiar. Al morir su padre, Virginia y su hermana Vanessa dejan el elegante barrio de Kensington y se trasladan al de Bloomsbury, más modesto y algo bohemio, que ha dado nombre al brillante grupo formado alrededor de las hermanas Stephen. En 1912, Virginia se casa con el economista Leonard S. Woolf, y juntos fundan Hogarth Press, que desempeña un importante papel en la literatura inglesa de entreguerras. Tras sus primeras novelas, la autora rompe con los cánones tradicionales situándose con El cuarto de Jacob (1922) en la corriente del monólogo interior y del fluir de la conciencia. A ésta siguen obras cada vez más ambiciosas como La señora Dalloway (1925), Al faro (1927), Orlando (1928), Las olas (1931) o Los años (1937), con las que se consagra como una de las figuras más representativas de la novelística inglesa experimental. Aterrada por la idea de la locura, que al parecer unos síntomas le hicieron presentir, el 28 de marzo de 1941, Virginia Woolf se suicida ahogándose en el río Ouse.
Obra parcial:
Fin de viaje (1915)
Noche y día (1919)
El cuarto de Jacob (1922)
La señora Dalloway (1925)
Al faro (1927)
Orlando (1928)
Una habitación propia (1929) Ensayo
Las olas (1931)
Los años (1937)
Entre actos (1941) 


¿Lo habéis leído? ¿Qué os parece? ¿Alguna escritora favorita o que no conocierais?


Puntuación 4/5

12 comentarios:

  1. ¡Hola! Yo todavía no he leído a esta autora y quiero hacerlo pero no empezaré por este si no por su libro más conocido. Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también me gustaría leer La señora Dalloway, seguro que me gusta^^
      Espero que te refieras a éste jejej

      Eliminar
  2. Hola preciosa!
    Todavía no he leído nada de esta autora y la verdad que le tengo ganas pero no se, son de esas escritoras que te apetece mucho leer pero que la va dejando atrás y no terminas de animarte, así que espero que este año sea el suyo.
    Ya tienes una seguidora más, me quedo por aquí y te invito al mío.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasaba igual, llevo con este mujer en mente años, y hasta hace bien poquito no leí Una habitación propia, la verdad es que fue gracias a Los libros de María Antonieta, ya que coincidimos en gustos. Y menos mal que lo hice, seguro que cuando la leas te enganchas^^

      Eliminar
    2. ¡Ah, gracias por seguirme! jejej que se me había pasado decírtelo, y sí, ya me he pasado por tu blog ;-)

      Eliminar
  3. ¡Hola!

    No sabía que esta autora tenía este libro y aunque me parece perfecto para conocer autoras clásicas, la verdad es que no creo que lo lea jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. No lo he leído y , si bien me parece interesante y mujeres con Elliot son magníficas, me da pereza leer a Wolfe porque no termino de encajar con su lentitud a la hora de narrar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, a mí me pasa lo contrario, se me hace una lectura muy amena y rápida. ¡Para gustos! XD

      Eliminar
  5. No he leído todavía a la autora, un pecadito que tengo que remediar. Este me ha llamado la atención, como también "Una habitación propia". Casi seguro que comenzaré con uno de ellos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas a flipar con Una habitación propia, de verdad =)

      Eliminar
  6. Siempre he sentido curiosidad por esta autora, pero hasta el momento no he tenido muy claro por qué libro empezaría.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo he leído éste y Una habitación propia, pero si tuviera que recomendarte uno, creo que Escritoras está muy bien, ya que es súper cortito, ameno e interesante, y seguro que te entrarían ganas de seguir leyendo a esta mujer^^

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain