domingo, 18 de febrero de 2018

El lobo estepario de Hermann Hesse

“Contiene este libro las anotaciones que nos quedan de aquel hombre, al que, con una expresión que él mismo usaba muchas veces, llamábamos el lobo estepario.”

El lobo estepario. E.M.U.



Título: El lobo estepario (Steppen Wolf)

Autor: Hermann Hesse

Fecha de publicación: 1927 (original en alemán)

Traducción: No aparece

ISBN: 968-15-0095-4

Págs.: 243

Editorial: Editores mexicanos unidos




Sinopsis:

Hermann Hesse traza en esta novela, más allá de la trama misma, un cuadro apasionante del proceso que vive su protagonista –Harry, llamado El lobo estepario- en pugna con su propia personalidad y su conciencia.

Opinión:

¡Buenaaaas!
El año pasado, descubrí la obra de Hesse gracias a su novela Demian (reseña aquí), y me gustó tantísimo que tuve que continuar con El lobo estepario y Siddharta. El 2017 fue su año, y espero que éste siga el mismo ejemplo, porque ya os digo que si estoy aquí escribiendo una segunda reseña de este señor no es por mero entretenimiento.

Hermann Hesse era un escritor alemán del siglo XX, que estaba muy preocupado por los problemas existenciales. Tenéis que tener en cuenta que vivió una época convulsa con dos guerras mundiales y un increíble desarrollo social y económico (nace a finales del XIX), es decir, que lo raro es que no hubiera pensado ni un poquito en qué narices hace el ser humano aquí, por qué tantas guerras y crueldad, de qué sirve tanto consumismo…, y un muy largo etcétera. Para más inri, tenía nociones teológicas y no me refiero solo a la religión cristiana, pues sus padres habían sido misioneros en la India, lo que le llevó a leer literatura oriental desde pequeño. Creo que este resumen es importante para que os pongáis en situación con su gran obra: El lobo estepario, ya que nos encontramos con una novela autobiográfica dentro de un marco totalmente ficcional, o lo que es lo mismo, que todas estas cuestiones tan profundas que Hesse sopesaba serán desarrolladas a través de su protagonista Harry Haller, quien bien podría ser su álter ego.

El libro está dividido en cuatro partes: introducción, anotaciones de Harry Haller (solo para locos), Tractat del Lobo Estepario y anotaciones de Harry Haller (solo para locos). La introducción tiene como narrador al sobrino de la señora que le alquila la habitación a Harry durante los aproximadamente diez meses que vive allí, o sea, el tiempo exacto en que transcurre la historia. Éste nos describe al lobo y nos muestra todas sus impresiones antes de darnos a conocer el manuscrito de Harry, que será la segunda parte: las anotaciones de Harry Haller.

“No era muy alto, pero tenía los andares y la posición de cabeza de los hombres corpulentos, llevaba un abrigo de invierno, moderno y cómodo, y, por lo demás, vestía decentemente, pero con descuido, estaba afeitado y llevaba muy corto el cabello, que acá y allá empezaba a adquirir tonalidades grises. Sus andares no me gustaron nada en un principio; tenía algo de penoso e indeciso, que no armonizaba con su perfil agudo y fuerte, ni con el tono y temperamento de su conversación. […] En general, todo el individuo daba la impresión como si llegara a nosotros de países ultramarinos, y encontrara aquí todo muy bonito, sí, pero un tanto cómico.”

Me parece muy acertada esta primera parte antes de entrar de lleno en la mente de Harry, porque nos hace sentir como al narrador, el sobrino de la propietaria de la habitación. Hay dudas acerca del comportamiento del lobo, de su aspecto, de su tendencia a pasarse horas encerrado fumando como una chimenea y leyendo sin parar…, todo es extraño y atrayente. Realmente da morbo, sientes la necesidad imperiosa de saber más, al igual que le ocurre al sobrino, quien tiene la suerte de hablar con él, pero sin llegar a nada en claro. Nuestras ganas aumentan lo indecible y una quiere seguir leyendo y pasar de una vez al manuscrito propiamente dicho.

En las anotaciones, la voz narrativa será la de Harry Haller, el lobo estepario, quien nos abrirá su mente página a página para así lograr entender qué es lo que le ocurre, por qué se margina en su habitación, qué temas sobrevuelan su mente para martirizarlo de esa manera… De todas formas, ni él mismo lo comprende, por lo que necesitará ayuda.

“Es algo hermoso esto de la autosatisfacción, la falta de preocupaciones, estos días llevaderos,  ras de tierra, en los que no se atreven a gritar ni el dolor ni el placer, donde todo no hace sino susurrar y andar de puntillas. Ahora bien, conmigo se da el caso, por desgracia, de que yo no soporto con facilidad precisamente esta semisatisfacción, que al poco tiempo me resulta intolerablemente odiosa y repugnante, y tengo que refugiarme desesperado en otras temperaturas, a ser posible por la senda de los placeres y también por necesidad por el camino de los dolores. Cuando he estado una temporada sin placer y sin dolor y he respirado la tibia e insípida soportabilidad de los llamados días buenos, entonces se llena mi alma infantil de un sentimiento tan doloroso y de miseria, que al dormecino dios de la semisatisfacción le tiraría a la cara satisfecha la mohosa lira de la gratitud, y más me gusta sentir dentro de mí arder un dolor verdadero y endemoniado que esta confortable temperatura de estufa.”

“Siempre ha sido así y siempre será igual, que el tiempo y el mundo, 
el dinero y el poder, pertenecen a los mediocres y superficiales, 
y a los otros, a los verdaderos hombres, no les pertenece nada. 
Nada más que la muerte.”
Estoy escribiendo citas muy extensas en esta reseña, pero creo que son imprescindibles para que veáis a lo que me refiero en cuanto a Harry: esa dualidad (hombre/lobo) cimentada en una existencia inconformista, que rechaza lo burgués, la hipocresía de la sociedad y la ignorancia, entre otras muchas, a la que a su vez se siente atraído, pues es su origen, forma parte de él. Justo antes de terminar con esta segunda parte, Harry leerá un cartel en la calle que le llamará enormemente la atención: Velada anarquista, Teatro Mágico… Y que también a nosotros, lectores, nos dejará a medias, pues no es hasta la última parte, es decir, la segunda de las anotaciones de Harry Haller, que podremos descubrir junto a él qué tiene de interesante el denominado teatro mágico. Y aunque parezca que os estoy contando toda la historia, tranquis, no es así.

La tercera parte es la que le da el sobrenombre a nuestro protagonista y, por ende, al título de la obra: “El lobo estepario tenía, por consiguiente, dos naturalezas, una humana y otra lobuna; ese era su sino.” Tenemos a un narrador externo de la propia historia, que parece conocer perfectamente la convivencia de hombre y lobo dentro de Harry, además de entender lo que supone en las personas tener éste o cualquier otro animal. Es una perspectiva muy interesante que se nos expone como si fuera un estudio sobre la mente humana teniendo como ejemplo a nuestro Haller.

El último capítulo vuelve a las famosas anotaciones, solo que esta segunda parte contiene mucha más acción que la primera, puesto que Harry se empeñará en descubrir el misterioso Teatro Mágico, además de conversar con unos personajes vitales para que el final sea digno. Como veis, aquí sí que prefiero parar de escribir, puesto que es en ésta última donde realmente podría destrozaros la novela.

Tienes razón, lobo estepario, mil veces razón, y, sin embargo, has de sucumbir. Para este mundo sencillo de hoy, cómodo y satisfecho con tan poco, eres tú demasiado exigente y hambriento; el mundo te rechaza, tienes para él una dimensión de más.”

En cuanto a Hesse, tiene un estilo muy ameno y fácil de seguir, y con un vocabulario comprensible para la gran mayoría. La verdad es que es increíblemente adictivo, y, a pesar de que los temas que trata son más bien espesitos, el hombre escribe con una soltura que ya quisieran muchos. Tened en cuenta que este libro es de lectura obligatoria en muchos centros escolares, por lo que tampoco puede ser retorcido a más no poder, que los chavales tendrán que pasar de curso XD

En conclusión, por supuesto que lo recomiendo. Es una de mis mejores lecturas de este 2017, y de mi vida en general. Si tuviera que elegir entre las tres obras que he leído de él, me quedo con El lobo estepario, ni me lo pienso. Demian me gustó muchísimo, pero es que aquí se sale. En cambio, Siddharta no me convenció demasiado, la verdad es que no lo recomendaría. ¡Leed a Hermann Hesse! Es una apuesta segura.

Sobre el autor:

Nace el 2 de julio de 1877 en Calw-Württemberg, al norte de la Selva Negra, Alemania. Hijo primogénito de Johannes Hesse y Marie Gundert. Tuvo cinco hermanos.
Es expulsado de muchos colegios. Entra en un seminario pero abandona los estudios teológicos y comienza a trabajar como mecánico. Más tarde se emplea en una biblioteca, donde surge su pasión por la literatura. En la adolescencia intenta suicidarse por amor y su familia lo pone bajo atención médica. Se dedica al periodismo por libre, lo que inspira su primera novela, Peter Camenzind (1904), mismo año en el que contrae  matrimonio con María Bernoulli. En 1905 nace su hijo Bruno; en 1909 su hijo Heiner y en 1911, su hijo Martin. En 1912 se traslada a Berna, Suiza, abandonando Alemania para siempre. En 1916 padece un ataque de nervios y recibe su primer tratamiento psicoterapéutico. Durante la I Guerra Mundial, Hesse, que es pacifista, se traslada a Montagnola, Suiza; donde se nacionaliza en 1923. Por esta razón se le considera un traidor a la patria por los nazis. Se desposa en 1924 con Ruth Wenger, aunque el matrimonio no es consumado. En 1931 se casa con Ninon Dolbin.
Es uno de los escritores más representativos de Europa, continuador de la línea romántica alemana e intérprete de los problemas de la sociedad moderna. Aunque no asiste a las galas, recibe el Premio Goethe, Premio de la Paz, Premio Nobel de Literatura (1946).
Muere mientras duerme a causa de una hemorragia cerebral el 9 de agosto de 1962, en Montagnola, Suiza.

Obra seleccionada:
Hermann Lauscher, El caminante (1900)
Peter Camenzind
(1904)
Bajo la rueda (1906)
Gertrudis (1910)
Roshalde
(1914)
Tres momentos de una vida (1915)
El último verano de Klingsor (1919)
Demian (1919)
Siddharta (1922)
El lobo estepario (1927)
Narciso y Goldmundo (1930)
Viaje al Oriente (1932)
El juego de abalorios (1943)
La ruta interior (1946)
Sobre la guerra y la paz (1946)

De libro a película:

En 1974, Fred Haines dirige y escribe El lobo estepario, con Max Von Sydow como Harry.



¿Lo habéis leído? Si es así, ¿os parece una buena opción como lectura obligatoria? 


Puntuación 4,5/5

10 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Leí Siddharta de este autor y desde luego que plantea problemas existenciales y muy profundos, sobre los que merece la pena reflexionar. Tengo pendiente este libro pero lo dejaré para más adelante.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es un libro para leerlo con tranquilidad, asumiendo lo que nos cuenta el protagonista. Espero que lo disfrutes cuando lo leas =)

      Eliminar
  2. Yo lo he leído y me parece un libro magnífico lo mires por donde lo mires, y tampoco demasiado extenso por lo que no me parece mal para una lista de lecturas. Teniendo en cuenta siempre, que obligatorio predispone en contra de casi cualquier cosa que le siga
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No lo he leído, pero entra a mi lista :-)

    ResponderEliminar
  4. Tuve que leer Demian en el colegio y no lo hice, porque la adolescencia y el existencialismo me pesaban el alma aún, y desde entonces que lo tengo pendiente. Creo que nunca había leído una reseña de este libro xD pero me llamó mucho la atención, creo que ahora sé un poquito más sobre literatura moderna así que eso vuelve interesantes las lecturas de la época. Espero poder leerlo en un futuro cercano, me encantó tu apreciación <3

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de primeras, parece una lectura muy compleja y no apta para adolescentes, pero, cuando empiezas, te das cuenta de que Hesse tiene algo que hace que te enganches. Son ideas complicadas pero bien explicadas.
      Si lo lees, espero que lo disfrutes muchísimo =)

      Eliminar
  5. Un libro conocidísimo, pero del que no sabía nada. No obstante, leyéndote, no sé si llegaría a gustarme, tal vez algo profundo para alguien que la mayoría de las veces lo que busca en la lectura es pura evasión. Una gran reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando una lectura profunda mola jejej
      Y, como comento arriba, Hesse no lo pone complicado, tiene mucha soltura.
      Si al final caes, espero que te encante ;-)

      Eliminar
  6. ¡¡Hola!!
    He escuchado hablar mucho de Herman Hesse, y la verdad es que es un autor que ya tengo en el radar. El lobo estepario, sin embargo, me parece una obra un tanto compleja, así que trataré de empezar con Damian, que me parece más fácil.
    Un besote
    Alejandra - Creando Océanos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy contigo, después de leer ambos, también empezaría por Demian.
      Ojalá Hesse te encante =)

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain