miércoles, 9 de marzo de 2016

Psicosis de Robert Bloch

“Norman Bates oyó el ruido y se estremeció. Era como si alguien estuviera golpeando los cristales de las ventanas.”

Psicosis. Plaza & Janés.



Título: Psicosis (Psycho)

Autor: Robert Bloch

Fecha de publicación original: 1959 (en inglés)

Traducción: Carlos Paytuvi

ISBN: 9788401462047

Págs.: 186

Editorial: Plaza & Janés




Sinopsis:

Era una noche oscura y tormentosa; Mary Craine estaba exhausta, perdida, y al límite de sus fuerzas, ansiosa por darse una ducha caliente y encontrar un lugar donde pasar la noche. Cuando el Motel Bates apareció de pronto entre la tormenta, Mary pensó que era su salvación. Las habitaciones eran viejas y húmedas, pero estaban limpias, y el encargado, Norman Bates, parecía un tipo bastante agradable, aunque un poco raro... Después Mary conoció a la madre de Norman. Y el cuchillo de carnicero. La pesadilla acababa de empezar.

Opinión:

¡Bueeeenas!
Hoy os traigo una novela que acabé a finales de diciembre: Psicosis, de Robert Bloch. La famosísima historia de Norman Bates que, doy por sentado, conoceréis la inmensa mayoría, por lo que ésta será una reseña con spoiler, pues es tan popular como el final de “Titanic”.
Robert Bloch, gran seguidor de la literatura de terror y más concretamente de Lovecraft (con quien llegó a cartearse y a ser parte de su “Círculo”), escribió Psicosis en 1959, fecha muy cercana al descubrimiento del cadáver de Bernice Worden (noviembre de 1957), propietaria de la ferretería de Plainfield, Wisconsin. Pero, ¿por qué os cuento esto? Veréis, Bloch no escribió esta novela por casualidad sino que se dejó llevar por uno de los hechos más atroces y recientes –en su momento- que se han dado en la historia de la psicopatía.

Ed Gein
Al igual que el Norman Bates de Bloch, Ed Gein fue un hombre con graves problemas mentales originados por una madre sobreprotectora y controladora, quien le reprimió tanto moral como sexualmente, lo que retrasó su desarrollo y le hizo buscarse sus propias y enfermizas fantasías que, años después de la muerte de ésta, llevaría a cabo. Ambos –Bates y Gein- sufrían el complejo de Edipo, una vorágine de sentimientos de amor y deseo frente al más puro odio hacia su progenitora.

Ed Gein era el típico pueblerino callado, discreto y siniestro (o eso declaraba Elmo Ueeck, un vecino), del que poco o nada se sabía. Había tenido, como he comentado arriba, una infancia difícil y solitaria, pues vivía en una granja sin más compañía que la de su propia sombra…  ¡Un momento! Que tampoco pretendo resumiros toda su vida. Lo único que quiero que sepáis es que asesinó a dos mujeres, desenterró y robó varios cadáveres del cementerio, y que con toda esa “materia prima” elaboró un sinfín de muebles y complementos como cinturones hechos de… bueno, como sé que no todos tenéis un estómago a prueba de balas, mejor pasamos de este punto.

Robert Bloch utilizó como punto de partida para su novela la polémica de Ed Gein, creando así el personaje de Norman, un hombre desquiciado y temeroso de su madre, quien daría lugar a uno de los asesinos más icónicos del cine gracias a la adaptación de Alfred Hitchcock.

Anthony Perkins como Norman Bates

Janet Leigh como Mary Crane
Bates, cuarentón solitario y propietario de un motel en bancarrota debido a que la carretera adyacente ya no es la principal, pasa sus días a la gresca con su madre, una arpía religiosa que, a pesar de todo, quiere a su hijo, lo que la obliga a mantenerlo bien amarrado a ella. El problema surge cuando se presenta Mary, una preciosa mujer que huye por un secreto que sabremos nada más comenzar la lectura: le ha robado a su jefe. Nuestra pobre Mary comete el error de cenar con Norman, lo que hace que la señora Bates muera de celos y crea conveniente hacer algo al respecto, pues esta Mary no es una chiquilla decente para su hijo. Y aquí, queridos lectores, comienza el drama: Mary es asesinada en la ducha  y, como es lógico, sus parientes  (hermana y prometido) deciden buscarla pues no se ha podido volatilizar sin más.

Por lo tanto, nos encontramos con la investigación de su desaparición durante toda la historia mientras nos vamos adentrando poco a poco en la vida de Norman, sus pensamientos y paranoias, hasta llegar al gran clímax final en el que se descubre el pastel: no hay ninguna vieja señora Bates viva, ¡Es Norman! ¡Él es el asesino! ¡Él es la voz femenina que nos grita desde el segundo piso! ¡Él es ella! ¡Ella es él!

La verdad es que ésta es una de las pocas novelas en las que recomendaría conocer el misterio para poder saborearla al completo, es decir, Bloch juega con nosotros todo el tiempo escribiendo párrafos ambiguos que desvelan todo el entramado desde el principio si te fijas, o pueden pasar perfectamente desapercibidos si no tienes ni idea. Creo que es más divertido saber de qué va la cosa para reírte con él en vez de él de nosotros. De todas maneras, os dejo algún ejemplo:

“¡Pensar que su propia madre pudiera estar haciéndole aquello! Pero podía, y lo haría una y otra vez, a menos que…
-¿A menos qué?
¡Dios santo! ¿Era también capaz de leer sus pensamientos?”

O

Perra. Su madre no hablaba así jamás, pero eso había dicho.”

Además de este doble juego, Bloch tiene algún guiño que puede pasar inadvertido si no se conoce la historia de Ed Gein -exceptuando lo evidente sobre el complejo de Edipo-; mientras Norman se dedica a lecturas sobre rituales y sacrificios incas por su sadismo latente, Gein leía otras sobre anatomía humana, gore y erotismo, o lo que es lo mismo, encontraban en la lectura un refugio seguro para sus fantasías. Eso sin mencionar el hecho de que Ed Gein tenía en mente operarse a sí mismo para cambiarse de sexo, entretanto que Norman cambiaba de rol disfrazándose de su madre, y hasta imitando a la perfección su voz.

En fin, podría continuar comparando ambos psicópatas ya que este tema me fascina, pero ya me he extendido más de la cuenta. Psicosis es una novela de misterio fluida y corta; con un villano muy atractivo que se come a los otros dos protagonistas, la hermana y el prometido de Mary; un vocabulario asequible para cualquier lector; un ritmo que aumenta a medida que avanza la lectura; un estilo sencillo y directo; y un juego de ambigüedades que harán las delicias de quien conozca la gran sorpresa final. Aunque debo admitir que me esperaba mucho más de la locura de Bates, no se ha centrado en él todo lo que me hubiera gustado.

Sobre el autor:

Nació en Chicago el 5 de abril de 1917. Empezó a escribir para la revista Weird Tales, en la que descubrió el trabajo de H. P. Lovecraft. Debido a la Gran Depresión de los años 30, se mudó junto con su familia a Milwaukee, donde en 1933 empezó una correspondencia con Lovecraft que duró hasta su muerte. Además, formó parte del llamado “Círculo de Lovecraft”, en el cual se dedicó a escribir un gran número de relatos pertenecientes a los “Mitos de Cthulhu”.
Se casó con Marion Holcombe, quien le dio una hija. Al mismo tiempo que escribía, trabajó para la radio creando una historia de terror y suspense, Stay Tuned for Terror. En 1959, compuso la obra Psicosis, novela de suspense bien acogida gracias a su habilidad para causar estremecimientos al lector mediante un juicioso uso de las palabras. Aunque su gran fama se debe principalmente al hecho de que Hitchcock llevara este libro a la gran pantalla en 1960.
Su guión propio más conocido es el que redactó para la película “The Night Walker” (“Amor entre sombras”, 1964), de William Castle.
Murió el 23 de septiembre de 1994, siendo enterrado en el Cementerio Westwood Village Memorial Park de Los Ángeles.

Títulos traducidos (las fechas de publicación original están subrayadas, las demás corresponden a la primera edición traducida en España):
-El que abre el camino (1945)
-Psicosis (1959)
-Dulces sueños… (1960) Cuentos
-Cría cuervos (1960)
-Pirómano (1961)
-Terror (1962)
-Suyo afectísimo, Jack el destripador (1962) Cuentos
-La calavera del Marqués de Sade (1965) Cuentos
-Cuentos de humor negro (1965) Cuentos
-Mundo oscuro (1972)
-Hablemos de horror  (1975)
-Los hijos del diablo (1977)
-El horror que nos acecha (1978) Cuentos
-Psicosis II (1982)
-En los límites de la realidad (1983)
-La noche del destripador (1984)
-Lori (1989)
-Psicosis III: La mansión Bates (1990)

De libro a película:

En 1960, Alfred Hitchcock dirige “Psicosis”, una de las mejores adaptaciones, con guion de Joseph Stefano. Reparto: Anthony Perkins (Norman Bates), Janet Leigh (Marion Crane/Mary), John Gavin (Sam Loomis/novio de Mary), Vera Miles (Lila Crane/hermana),…


En 1987, Richard Rothstein dirige “El motel de Norman”, un spin-off. Reparto: Bud Cort (Alex West), Kurt Paul (Norman Bates),…


En 1998, Gus Van Sant dirige “Psycho”, un remake de la película de Hitchcock, con guion de Joseph Stefano. Reparto: Vince Vaughn (Norman Bates), Anne Heche (Marion Crane), Julianne Moore (Lila Crane), Viggo Mortensen (Sam Loomis),…


En 2013, Sacha Gervasi dirige “Hitchcock”, historia que trata el rodaje de la película de “Psicosis” de 1960. Reparto: Anthony Hopkins (Alfred Hitchcock), Helen Mirren (Alma Reville/esposa), Scarlett Johansson (actriz de Marion Crane),…


En 2013, Anthony Cipriano crea y co-dirige con Tucker Gates la serie “Bates Motel”. Precuela que nos cuenta los orígenes de la familia Bates y su motel. Reparto: Freddie Highmore (Norman Bates) y Vera Farmiga (Señora Bates/Norma).




¿Lo habéis leído? ¿Os gusta? ¿Qué adaptación preferís?


Puntuación 4/5

13 comentarios:

  1. ¡Hola! Lo cierto es que sólo vi la serie en la que trabaja Vera Farmiga, pero me encantó. La película es un clásico y claramente debo verla.
    Que tengas una linda semana, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu reseña y todo lo que cuentas de Ed Gain. La película del mago del suspense es de mis preferidas, y el libro está muy bien, aunque yo creo que puede ser mejor no haber visto la peli para que no se pierda el suspense, aunque es cierto que conociendo el final tienes otra perpectiva de las cosas que dice la "madre"
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  3. No he leído el libro, pero sobra decir que he visto la peli unas cuantas veces.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola! Aunque no soy una gran aficionada a este género tengo que decir que la película me gustó. Pero no creo que lea el libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. No me había planteado nunca leer el libro. Y tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Desconocía que la película fuera una adaptación (para matarme) así que ahora tengo muchísimas ganas de leer el libro!
    ¡Muchas gracias por descubrirmelo! Espero leerlo pronto :)
    Un besazo :)

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Eh.. yo nunca vi la película, ni sabía porqué mataban a la chica en la bañera.. XD
    La portada me hizo acordar al de "el cienpies humano".. y ya me dio asco.. x.X

    Gracias por la reseña!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Conozco esta historia por la conocida escena de la ducha de la peli pero realmente no tenía ni idea que fuese un libro ni de que tuviese tantas adaptaciones, por cierto se lo comento a mi compañero de blog, él disfruta con estos temas.

    besos =)

    ResponderEliminar
  9. Lo leí hace poco porque lo encontré de oferta junto a la segunda parte y lo disfruté mucho, me gustó como desarrolla la historia, como nos presenta a Norman y el humor negro que destila.

    ResponderEliminar
  10. No leí el libro, solo vi la película, la de los años 80. Algún día tengo que ponerme con la antigua.
    Estupenda reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  11. La quiero leer, la verdad es que el tema de los psicópatas me llama mucho la atención y por eso me apetece mucho hacerme con el.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. A mi también me faltó un poco más de psicosis de Bates. Pero me encantó esa forma de escribir del autor para que en ningún momento se supiera que dos personajes distintos eran la misma persona
    Mil besos^^

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    De momento, lo dejo pasar, aunque tiene algo que me llama.
    Muy buena reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain