jueves, 27 de agosto de 2015

Remedio para melancólicos de Ray Bradbury

“George y Alice Smith bajaron del tren en Biarritz un mediodía de verano y antes que pasase una hora ya habían ido del hotel a la playa y se habían metido en el mar y habían salido a tostarse en la arena.”

Remedio para melancólicos. Minotauro.


Título: Remedio para melancólicos (A Medicine for Melancholy)

Autor: Ray Bradbury

Fecha de publicación original: 1948 (según mi edición) o 1959-60 (según varias webs de Internet)

Traducción: Matilde Horne y F. Abelenda

ISBN: 9788445074367

Págs.: 232

Editorial: Minotauro



Sinopsis:

Colección de 22 relatos en los que el imprescindible Bradbury demuestra una vez más su maestría a la hora de crear personajes y situaciones con rápidas pinceladas y de dar un giro fantástico a las situaciones cotidianas.

Opinión:

¡Bueeeenas!
Hoy os traigo un librito de cuentos escrito por uno de los maestros de la ciencia-ficción, Ray Bradbury, el autor de la maravillosa Fahrenheit 451.

En la presente edición tenemos veintidós relatos de lo más variados, desde historias cotidianas en la Tierra hasta viajes a Marte, pasando por trajes “mágicos” y desvanes que actúan como portales.

Bradbury nos introduce en momentos muy precisos que, aunque simples a primera vista, esconden un giro argumental que cambia por completo la vida de sus protagonistas, todos ellos -creo recordar- hombres ya adultos que, en su mayoría, suelen tener el apoyo de una esposa con carácter en la que confían.

Excepto El maravilloso traje de helado de crema de una extensión de treinta páginas, los cuentos rondan las diez págs., más o menos, y están escritos en tercera persona desde la perspectiva del personaje principal masculino de turno.

Como siempre, el autor derrocha imaginación a mansalva y todos sus cuentos tienen algo especial, ese toque que solo Bradbury puede darles gracias a su estilo lleno de imágenes y colores extravagantes y a sus tramas fantásticas erigidas en ambientes supuestamente reales. Es decir, escojo cualquiera de sus cuentos y me encuentro en un escenario del todo creíble hasta que de repente ¡boom! la serpiente de la magia se acaba de introducir tan sigilosa que se ha hecho uno con la historia. Eso sin mencionar el trasfondo reflexivo que emana cada cuento; temas como la fugacidad del tiempo, la nostalgia, el ser humano, el sentido de la vida,... y mucho más.

“Y avanzaremos todavía más hasta que las palabras importantes, como inmortal y eterno, cobren sentido. Palabras importantes, sí, eso es lo que queremos. Continuidad. Desde que nuestras lenguas se movieron por primera vez en nuestras bocas, hemos estado preguntando: ¿Qué significa todo esto? Ninguna otra pregunta tenía sentido. Respirábamos el aliento de la muerte. Pero si desembarcábamos en diez mil mundos que giran alrededor de diez mil soles desconocidos, la pregunta se desvanecerá. El hombre será infinito y eterno. El hombre perdurará, como perdura el espacio. Los individuos morirán como siempre, pero nuestra historia se extenderá tanto, que ya no necesitaremos escudriñar el futuro, sabiendo que sobreviviremos mientras haya tiempo. Conoceremos la seguridad, y por lo tanto la respuesta que tanto buscamos. Agraciados con el don de la vida, lo menos que podremos hacer es preservar el don de lo infinito. Una meta digna de nuestro esfuerzo.” (“El fin del comienzo”, Remedio para melancólicos de Bradbury)

Por cierto, si leéis este libro podréis disfrutar de más crónicas marcianas. Creo recordar que, por lo menos, leí dos o tres cuentos sobre los humanos en Marte y cómo se adaptan a este planeta tan distinto.

Entre los que más me han gustado, destacaría:
  • El dragón (2º cuento) Solo diré que “Las apariencias engañan” y, a veces, para mejor.
  • Sueño de fiebre (6º cuento) Agobiante, frustrante y con final feliz según se mire.
  • El pueblo donde no baja nadie (8º cuento) Lo que empieza como un trayecto rutinario de trabajo termina como el viaje más inesperado.
  • Eran morenos y de ojos dorados (12º cuento) Forma parte de las crónicas marcianas tan conocidas de Bradbury. En él veremos que los alienígenas no se diferencian tanto de los humanos.
  • La sonrisa (13er cuento) Éste me recordó al mundo distópico de Fahrenheit, además, el niño protagonista es un amor.
  • Tiempo de partir (15º cuento) Trata sobre la sed de aventura mezclado con los desvaríos que surgen a raíz de la vejez.
  • Los ratones (19º cuento) ¿Quién no querría unos vecinos silenciosos, que no molestasen nunca? Por lo visto, nuestro matrimonio protagónico no.

De todas maneras, no es el libro de cuentos por excelencia –según mi opinión, claro-, tiene algunos muy buenos pero otros me han dejado un poco fría, por lo que me veo en la obligación de recomendaros Crónicas marcianas (risas aseguradas) y El hombre ilustrado. Esto no quiere decir que paséis de Remedio para melancólicos que, como os acabo de decir, tiene verdaderas joyitas. Aunque, si os soy sincera, no entiendo por qué escogió el cuento Remedio para melancólicos como título de la recopilación, no lo veo como la “gran historia”, la que sobresalga por encima de las demás. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que fue una buena elección?

¿Lo habéis leído? ¿Os gusta Bradbury? Si es así, ¿cuáles son vuestros cuentos favoritos?

Sobre el autor:

Nace el 22 de agosto de 1920 en Illinois pero no es hasta 1934 que finalmente se asienta  con su familia en Los Ángeles. Ya desde pequeño es un ávido lector y se gradúa en Los Ángeles High School en 1938, aunque no puede asistir a la universidad por razones económicas. Debido a esto, decide formarse de manera autodidacta y pasar el máximo tiempo posible en la biblioteca, donde comienza a escribir sus primeros cuentos. En 1940 empieza a vender algunos de sus trabajos a revistas, los cuales se compilan en Dark Carnival. Después se establece en California donde continúa con su producción hasta su muerte el 5 de junio de 2012.
A lo largo de su vida ha cultivado tanto poesía como novela, cuento, teatro y ensayo. También ha obtenido más de veinte premios entre los que destacan: Premio Retro Hugo, Premio Bram Stoker, nombrado Gran Maestro por la SFWA, Premio Mundial de Fantasía, etc.
Algunas de sus obras más conocidas:
-Remedio para melancólicos (1948)
-Crónicas marcianas (1950)
-El hombre ilustrado (1951)
-Las doradas manzanas del sol (1953)
-El país de octubre (1955)
-El vino del estío (1957)
-La feria de las tinieblas (1962)
-El árbol de las brujas (1972)
-En el expreso, al Norte (1988)
-El ruido de un trueno (1990)
-Zen en el arte de escribir (2002)
-Bradbury habla (2008)


Puntuación 4/5


12 comentarios:

  1. Yo no he leído nada de Ray Bradbury y eso que tengo en la estantería Fahrenheit 451. Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ui! Pues por el bien de tu persona debes leer en cuanto puedas Fahrenheit, te estás perdiendo una gran novela ;-)

      Eliminar
  2. Hola, yo tampoco he leído nada de Bradbury. Pero si me animo a descubrir a este autor, creo que empezaré por este libro, en vista de que los relatos tienen una temática tan variada. Saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En general todas sus colecciones de cuentos suelen ser bastante variadas obviando Crónicas marcianas. Lo bueno de empezar por éste es que cuando leas El hombre ilustrado vas a flipar jeje

      Eliminar
  3. No he leído nada del autor y , aunque este llama mi atención, creo que empezaré por Farenheit ^^
    ¡Un besazo, guapísima!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, seguro que te encanta, es de lo mejorcito^^

      Eliminar
  4. Solo he leído 2 libros de este señor, pero espero leer más cosas. Y si bien, los relatos no son lo mío, y como dices que este no es excelente, pero que gusta, no sé si hacerme con el.

    Lo apunto, y que el futuro me guíe. :P

    Saludos, Reich. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si esperas leer más sobre Bradbury habiendo leído ya dos, quiere decir que te gusta lo suficiente, o sea, que seguramente disfrutes con esta colección.
      En fin, espero que el futuro te guíe bien jejej

      Eliminar
  5. Me encantan los relatos y nunca leí a este célebre autor, así que apuntado queda. Me gusta todo lo que has comentado.
    Como has mencionado el de "Crónicas marcianas" te iba a preguntar que si es necesario leerlo antes, pero he visto que por orden de publicación este es hasta antes, así que nada, sin problemas.

    Estuve buscando no hace mucho "Zen en el arte de escribir", pero no lo encontré por ningún lado, me dijeron que estaba descatalogado. Una pena.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cuentos marcianos que vienen en éste son independientes y se pueden leer perfectamente sin haber leído Crónicas marcianas, te lo digo porque no estoy segura de cuál se publicó antes ya que en Internet, en general, se dice que Remedio para melancólicos se publicó en 1959-60 y que Crónicas marcianas en 1950, así que prefiero no afirmar nada.
      No sabía que Zen en el arte de escribir estuviera descatalogado, menuda faena. Te tocará recorrerte las librerías de 2ª mano, a ver qué tal va la cosa.

      Eliminar
  6. Pues creo que podría darle una oportunidad. Me gusta que la ciencia ficción se desarrolle en escenarios creibles y si teine su punto de reflexión mejor.
    Gacias por la recomendación.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se desarrollan en escenarios creíbles hasta el giro en el que todo se vuelve locura XD
      Espero que lo disfrutes mucho^^

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain