miércoles, 24 de septiembre de 2014

Firmin de Sam Savage

“Siempre imaginé que la crónica de mi vida, si acaso alguna vez llegaba a escribirla, tendría una primera frase excelente.”

Firmin. Seix Barral


Título: Firmin, aventuras de una alimaña urbana (Firmin: adventures of a Metropolitan Lowlife)

Autor: Sam Savage

Fecha de publicación: 2006 (publicación original en inglés) y 2007 (en España)

Traducción: Ramón Buenaventura

ISBN: 9788432228247

Págs.: 222

Editorial: Seix Barral




Sinopsis:

Nacido en el sótano de una librería en el Boston de los años 60, Firmin aprende a leer devorando las páginas de un libro. Pero una rata culta es una rata solitaria. Marginada por su familia, busca la amistad de su héroe, el librero, y de un escritor fracasado. A medida que Firmin perfecciona un hambre insaciable por los libros, su emoción y sus miedos se vuelven humanos…

Opinión:

¡Buenaaaas! Hoy tenemos como protagonista de la entrada a Firmin, una rata devora –libros, culta, pedante, con amigos imaginarios y reales, y con un corazoncito de lo más humano.

Como ya habréis leído en la sinopsis, Firmin vive durante la época de los años 60 en una modesta librería del barrio de Boston, concretamente, en las inmediateces de la plaza Scollay. Pero, ¿cómo acaba ahí? Pues resulta que su madre alcohólica y embarazada es lo primero que encuentra para poder dar a luz a sus ¡trece! criaturitas sin complicaciones. El pobre Firmin, es el hermano pequeño y enclenque que se queda sin leche ya que Flo –su madre- solo tiene doce tetillas… así que nuestro querido personaje tiene que buscarse la vida, con lo que acaba comiéndose las páginas de los libros del sótano de su nuevo hogar. Algunos pensaréis ¡sacrilegio! Sí, a mí también me dolió pensar en el destrozo de tan maravillosas obras que pudiera encontrar, pero no todo tiene porqué ser en vano, y es que gracias a estas casualidades, Firmin descubre lo maravillosa que puede llegar a ser la lectura. Y, aquí llegamos al punto importante de la narración: libros, escritores, libreros, librerías, literatura…  es decir, los medios que hacen de Firmin una rata -como diría Jerry Magoon- civilizada y, sobre todo, muy humana.

Firmin comienza a ser conocedor de temas que una rata generalmente ignora, como pueda ser el hecho de ser consciente de tu inevitable muerte. Y, esto le causa verdaderas dificultades vitales ya que, ¿por suerte o desgracia? se ve en medio de dos especies bien distintas: las ratas y los humanos. Por tanto, nos encontramos ante un protagonista que no se conforma con su naturaleza de alimaña, quiere más, pero sabe que tampoco puede optar a todos sus deseos porque no ha nacido para ello, aún así, es perseverante y no se rinde. Firmin es un personaje verdaderamente tierno que, aunque a veces resulte demasiado pedante, te atrapa por su lucha incansable y su amor hacia los libros. Además, al contarnos su historia desde su nacimiento hasta el fin de sus días en forma de monólogo, no puedes evitar cogerle cariño y reír o sufrir junto a él con cada una de sus aventuras.

En fin, es un libro corto –unas 200 páginas-, entretenido, ameno y que resulta una lectura muy ligera, vamos, que te lo puedes leer tranquilamente en dos tardes. Una historia original  con una muy buena traducción y con unas ilustraciones geniales de Fernando Krahn. Y si, encima, le añadimos que es un ratón que ama los libros tanto como nosotros, qué más se puede pedir, ¿no? Nombran una cantidad de títulos y autores… ya podéis prepararos una libretita =)

¿Lo recomiendo? Claro que sí, a todos los que suelen disfrutan de novelas sobre libros o que estén buscando un libro entretenido con un personaje entrañable. Puede que no os encante pero no creo que lleguéis a pensar que habéis perdido el tiempo.

Sobre el autor:

Nacido en Carolina del Sur y hoy residente en Madison, Wisconsin, obtuvo el doctorado en Filosofía por la Universidad de Yale, donde fue profesor. También ha sido mecánico de bicicletas, carpintero, pescador y tipógrafo. Firmin, su primera novela, fue publicada por una pequeña editorial de Minneapolis, fuera de los grandes circuitos editoriales. Sin embargo,  ha crecido gracias a la recomendación de lectores y libreros, tiene cinco estrellas en Amazon.com y ha obtenido varios premios americanos; ha sido finalista del Premio Descubrimiento Barnes & Noble, Libro destacado del Blog de la Cooperativa Literaria “Read This!”, el Book Sense Pick y el Book Sense Annual Highlight. Ha sido también la novela Top Debut  del Library Journal y es nada menos que libro destacado de la Asociación Americana de Libreros.

Bibliografía:
The Criminal Life of Effie O. (2005) Sin publicar en España
Firmin (2006)
El lamento del perezoso (2009)
Cristal (2012)

Puntuación 3,5/5

4 comentarios:

  1. Soy la primera en comentar, jaja.
    Que no, no es un sacrilegio que coma libros. Es una metáfora de que en realidad esa rata es un pobre niño de clase baja, que desde muy temprana edad desarrolla un gusto por los libros, lo que le hace diferenciarse de su familia. Se busca un ambiente, y demás. Se convierte en otra persona contraria al destino que le esperaba. En la cruel vida que lleva encuentra su salvación en los libros. Y en verdad las personas más modestas, que no quieren estar todo el rato saliendo y pasásandolo bomba, las personas más ailadas, somos las que más libros leen. Además, yo cuando leo un libro siento que "lo como". Los libros para mí son como comidas, cada uno tiene un gusto diferente.
    Me parece un libro puramente metafórico y he de decir que muy precioso, aunque me suena infatil. Aun así tengo ganas de leerlo.
    El autor por la foto parece un auténtico filósofo, ¿eh?. Y es raro que sus anteriores trabajos no tenían nada que ver con la literatura... bueno, tipógrafo... pero me da que está muy lejos, aun así, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aclaración =)
      Te lo recomiendo, seguro que te gusta.
      Y sí, encontré fotos del hombre más adecentado pero ésta me pegaba más con la imagen de filósofo que se suele tener en mente jejej
      ¡¡Gracias por pasarte y comentar Nai!!

      Eliminar
  2. hola a mi este libro me encantó, me sentí en cierto modo identificad con él, si muy friqui lo se. Es incluso triste pero esperanzador, y nos viene a recordar que a pesar de que los libros nos enseñen muchas cosas, hay vivir. Un libro fantástico sin duda, chao nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas! Yo también me sentí identificada por momentos. Es genial poder leer sobre un personaje que ama tanto los libros como nosotros.
      ¡¡Muchas gracias por pasarte y comentar!!
      ¡Un saludooo!

      Eliminar

¡Bienvenidos a La biblioteca de Rachel!

-Leo todos los comentarios, así que si tenéis cualquier duda intentaré solucionarla y contestaros lo antes posible; eso sí, desde este blog.
-No hay moderación de comentarios pero borraré todo aquel que sea ofensivo e irrespetuoso o no vaya más allá del Spam.

¡Muchas gracias por leerme y comentar!^^

Ratings and Recommendations by outbrain